Ana Botín: ‘No creo que seamos un sector que se merezca impuestos específicos en este momento’

Ana Botín: ‘No creo que seamos un sector que se merezca impuestos específicos en este momento’

29 enero, 2020
|
Actualizado: 29 enero, 2020 17:02
|

José Luis Vázquez

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha reprochado al Gobierno la posible creación de un impuesto a la banca.

Durante la presentación de resultados en el pasado ejercicio, la presidenta ejecutiva del banco ha desgranado la contribución de la entidad financiera a las arcas públicas, en concreto 7.000 millones de euros en impuestos, defendiendo que el sector bancario en España paga más que sus rivales europeos.

Por ello, considera Botín que no se merecen la creación de un nuevo tipo impositivo. Además ha vuelto a recordar que la estructura fiscal actual no está diseñada para las grandes corporaciones digitales, exigiendo así una armonización que iguale a los bancos con empresas como Google o Facebook.

También ha centrado la rueda de prensa el debate sobre la derogación de la reforma laboral que plantea el gobierno. Ana Botín ha puesto las luces largas y ha reflexionado sobre cómo será «el trabajo de 2025». Para cualquier medida que afecte a la reforma ha pedido diálogo y consenso entre sindicatos y empresarios, poniendo como ejemplo el acuerdo para la subida del SMI.

En cuanto a la causa judicial que enfrenta al banquero italiano Andrea Orcel contra el banco, Botín se ha mostrado tajante, espetando que no se pronunciaría sobre «un asunto que está en manos de los abogados».

De cara al actual ejercicio la máxima representante de la entidad financiera ha reconocido que queda un año incierto por delante, mientras que se negocia el futuro acuerdo comercial. Sin embargo, ha señalado, «Banco Santander está preparado ante cualquier eventualidad».

Durante su intervención el Consejero Delegado de la compañía, José Antonio Álvarez, ha vuelto a indicar que no piensan cobrar a clientes particulares por sus depósitos bancarios. Álvarez ha querido matizar que actualmente tan solo cobran por los depósitos a clientes institucionales.

Finalmente y sobre el actual escenario de tipos, Botín valora la revisión que hará el BCE sobre su estrategia para el objetivo de inflación del 2%. Cree que la política de tipos negativos no va a generar más demanda de crédito y afecta directamente sobre los ahorradores, que no invierten en bolsa. «Lagarde ha anunciado un estudio de los efectos negativos que puedan tener las políticas del BCE, y uno de ellos es medir si en una economía como la que estamos es adecuado el escenario de tipos negativos».

Noticias Relacionadas: