Programas del domingo
Ana Pastor equipara a Puigdemont y al Rey: La víctima es quien se salta la ley

Ana Pastor equipara a Puigdemont y al Rey: La víctima es quien se salta la ley

05 octubre, 2017
|
Actualizado: 05 octubre, 2017 8:16
|
PUBLICIDAD

Tras el discurso de Puigdemont de ayer, a la misma que lo hiciera el Rey FelipeVI el martes, muchos han sido los que se han posicionado a favor del Presidente de la Generalitat, quien se ha saltado las leyes y ha llevado a Cataluña a una total división y mantiene sus objetivos.

Una de las voces que ha equiparado la figura del monarca y los golpistas ha sido la periodista Ana Pastor, mujer de Antonio García Ferreras, que tuvo que ser escoltado por los Mossos mientras realizada su trabajo debido a que fueron a por él una horda de independentistas.

Los usuarios de la misma red social mostraban su pasmo ante tales comparaciones:


Asimismo, el sector político de la izquierda también se ha puesto de lado de quienes se han saltado la ley, criticando el contundente mensaje de Felipe VI.

Mediación, pero sin renunciar a sus objetivos ilegales

Puigdemont se equipara con el Rey y pide «mediación» mientras advierte de que no cederá «ni un milímetro».

Carles Puigdemont, ha insistido en pedir una mediación para resolver la crisis en Cataluña sin renunciar a sus objetivos y ha criticado el mensaje del Rey, al que ha dicho: «Así no. Con su decisión de ayer usted decepcionó a mucha gente en Cataluña que lo aprecia».

El Rey aseguró ayer que desde hace tiempo «determinadas autoridades» de Cataluña han venido incumpliendo la Constitución y el Estatuto y tachó su comportamiento de «deslealtad inadmisible» y «conducta irresponsable».

En una declaración institucional desde el salón Mare de Déu de Montserrat del Palau de la Generalitat, Puigdemont ha reprochado al Rey que se dirigiera «a una parte de la población» e ignorara «deliberadamente a los millones de catalanes que no pensamos como ellos» y a los catalanes que «han sido víctimas de una violencia policial que ha helado el corazón a medio mundo» el pasado 1-O.

Según Puigdemont, el Rey «perdió ayer una oportunidad de dirigirse a todos los ciudadanos a quien debe la Corona y a los cuales debe el respeto porque así se lo encomienda la Constitución», que le «otorga un papel moderador que en ningún caso ha tenido» y que ayer «declinó con dureza».

Puigdemont ha lamentado que Felipe VI «no haya tenido interés en conocer la opinión y la visión del gobierno de la Generalitat en ningún momento de esta crisis» y ha aceptado asumir «un rol inadecuado que sólo busca allanar las decisiones que el Gobierno español hace tiempo que estudia» a fin de «liquidar las aspiraciones de soberanía del pueblo catalán».

«Unas aspiraciones que no duda en tratar como criminales e ilegítimas y contra las cuales usa recursos sin límite», ha añadido.

Dirigiéndose directamente al Rey, ha subrayado: «Así no. Con su decisión de ayer, usted decepcionó a mucha gente en Cataluña que lo aprecia y que lo ha ayudado en momentos difíciles de la institución. Gente que esperaba de usted otro tono y una apelación al diálogo y a la concordia».

Puigdemont ha garantizado que su Govern «no se desviará ni un milímetro del compromiso de paz y serenidad, pero a la vez de firmeza», y ha reiterado su disposición a «emprender un proceso de mediación» para abordar el conflicto catalán, si bien ha dado por hecho que «en los próximos días» las instituciones catalanas tendrán que «aplicar el resultado del referéndum» del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional.

Ha considerado una «grave irresponsabilidad» que el Gobierno de Mariano Rajoy rechace las «diversas propuestas» de mediación que han llegado en las últimas horas.

Como ya planteó el pasado lunes, un día después de la jornada del 1-O, Puigdemont ha subrayado que «este momento pide mediación» y ha destacado que los ofrecimientos que están llegando «conocen de primera mano» su «disposición» a dialogar para que «este conflicto se encarrile desde la política y no desde la policía».

«Seguimos un camino democráticamente marcado por la voluntad de los ciudadanos, y esto en lugar de ser combatido debería comenzar a ser comprendido y a ser respetado», ha señalado.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD