PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La constructora del puente colapsado en Italia, ante un delito de asesinato

La constructora Anas y la provincia de Lecco se enfrentan a cargos de asesinato por la construcción y por no cortar la carretera pese al derrumbe inminente del puente.

PUBLICIDAD

El colapso del paso elevado en la autopista que une Milán y Lecco provocó un muerto y cuatro heridos. El suceso ocurrió este sábado a la altura de los municipios de Cesana Brianza y Annone y ya estaba rompiéndose antes del paso de un camión de 108 toneladas, como se aprecia en el vídeo. La caída del paso elevado provocó la muerte de Claudio Bertini, de 68 años, un profesor de educación física retirado, y cuatro personas resultaron heridas,  entre ellas un menor de 12 años.

Antes de desplomarse, la constructora Anas ha asegurado que pidió el cierre de la carretera a la provincia de Lecco, pero ésta hizo caso omiso hasta que le llegara un petición formal. Ahora, ambas se enfrentan a cargos de asesinato y homicidio, según apunta la prensa italiana.

El paso elevado se construyó hace 44 años y no se encontraba en la lista negra de infraestructuras sospechosas de colapso. La inscripción se llevará a cabo cuando se necesitan investigaciones irrepetibles. La justicia de Lecco ha confiado en la responsabilidad de la investigación a la policía y ordenó la incautación del camión que cayó a la autovía 36, también se han identificado a los ingenieros civiles que analizarán los materiales con los que se construyó el puente para comprobar si eran suficientemente resistentes al peso.

PUBLICIDAD

Este puente era utilizado por vehículos de gran tonelaje y por cuyo paso habría cedido la infraestructura. Asimismo, también se realizará un investigación sobre el peso real del camión que cayó a la autopista. Asimismo, la autopista 36 continúa cerrada al tráfico debido a la retirada de escombros.

El ministro de Infraestructura y Transporte de Italia, Graziano Delrio, reunió a la comisión de crisis para este tipo de casos. Esta comisión está formada por «figuras de probada experiencia y profesionalidad» y cuyo objetivo es analizar e indagar al detalle en el caso, así como la reconstrucción de los hechos, que será posible gracias a un vídeo subido a las redes sociales y que muestra los últimos instantes del puente.

Se pidió el cierre del puente horas antes de su derrumbe

La principal hipótesis que observa la constructora es el peso del camión. «El vehículo pesado tenía un alcance de unos 108 toneladas, superior a la ordinaria», ha asegurado a la empresa que gestiona la red de carreteras y autopistas italianas. Anas también ha acusado a la Provincia de Lecco por no haber evitado el desastre. Según la constructora, se pidió el cierre del paso elevado horas antes del colapso, pero los responsables del Ejecutivo de la Provincia de Lecco hicieron caso omiso y exigieron una petición formal a la constructora. La constructora va más allá y afirma que pidió el cierre del tramo en el que se encuentra el puente repetidas veces, sin éxito alguno.

PUBLICIDAD

Desde la provincia de Lecco se defienden asegurando que actuaron lo más rápido posible, pero que el jefe encargado llegó justo cuando el paso elevado ya había colapsado. Asimismo, aseguran que se necesitaba la orden formal de Anas para cerrar el tramo. «El jefe de la red de carreteras en la provincia de Lecco, Angelo Valsecchi, dijo que la reconstrucción del colapso del puente de la carretera 36 fue realizada por la empresa que gestiona las carreteras y autopistas italianas». Al mismo tiempo afirma que Anas no pidió «explícitamente» el cierre del paso elevado.

El ex alcalde de Annone Brianza, una localidad próxima al fatídico suceso, pidió hace años la demolición y reconstrucción del paso elevado debido a los intermitentes cortes al tráfico del puente. Su denuncia cayó en saco roto y «hoy hay que llorar las víctimas inocentes y lesiones graves «.