Programas del domingo
Argentina inicia su negociación con el FMI para captar 30.000 millones

Argentina inicia su negociación con el FMI para captar 30.000 millones

10 mayo, 2018
|
Actualizado: 10 mayo, 2018 8:52
|
PUBLICIDAD

El Gobierno argentino de Mauricio Macri ha iniciado su negociación con el FMI para captar 30.000 millones de dólares, un montante para hacer frente a las reformas aún pendientes, pero que ha despertado los fantasmas del corralito.

El ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne, ha comenzado a negociar con las autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) un préstamo de 30.000 millones de dólares, el 5,4% del PIB argentino, para afrontar la crisis por la abrupta depreciación del peso. Este jueves se abordará la negociación con Christine Lagarde.

«Las autoridades argentinas y el personal del FMI se reunieron para analizar la solicitud de apoyo del Fondo», ha afirmado un portavoz del FMI a Efe. Dujovne y Lagarde se reunirán este jueves en la sede del organismo internacional en la capital estadounidense. La negociación de la delegación argentina en Washington buscará definir el monto del préstamo, que los analistas sitúan en torno a 30.000 millones de dólares, y también la modalidad del crédito. Desde Argentina apenas se hace autocrítica a los años del kirchnerismo y se afirma que los acuerdos alcanzados con el FMI siempre han sido contraproducentes, sin mencionar la nefasta gestión de las arcas públicas y de la economía del país.

Entre las opciones figuran la Línea de Crédito Flexible (FCL), considerado el menos exigente ya que no conlleva condiciones ni revisiones del Fondo para realizar los sucesivos desembolsos; y el Acuerdo Stand-By (SBA), el más habitual, pero que supone una mayor intervención de la institución en las políticas económicas. La rápida visita de Dujoven sucede solo un día después de que este martes el presidente argentino, Mauricio Macri, anunciase que había iniciado las conversaciones con el Fondo para obtener «apoyo financiero» y evitar así una nueva «crisis» en el país.

Macri culpa de la situación a variables que no manejan: subidas de tipos en EE UU, petróleo, depreciación del peso por la subida del dólar

«Las condiciones mundiales están cada día más complejas por varios factores: están subiendo las tasas de interés, el petróleo, devaluado monedas de países emergentes, entre otras variables que nosotros no manejamos», ha afirmado Macri al justificar su decisión.

El anuncio se produjo después de que el peso argentino ahondase su caída frente al dólar estadounidense y no reaccionase ante las medidas del banco central argentino, que llegó a subir las tasas de interés en tres ocasiones en una semana y las situó en el 40%, para tratar de frenar su depreciación.

Christine Lagarde elogió a Macri por sus reformas y ahora negocia un crédito de 30.000 millones

En marzo pasado, Lagarde realizó una visita oficial a Buenos Aires en la que se mostró «impresionada» y «felicitó» al Gobierno de Macri por sus reformas.

Las últimas previsiones del Fondo, de abril, situaron el crecimiento económico estimado para Argentina este año en el 2 %, a la vez que pronosticó la inflación a finales de año en 19,2 % cuatro puntos porcentuales por encima de las previsiones de Buenos Aires.

En las últimas décadas, la relación de Argentina con el FMI ha sido tortuosa, después de prestar financiación al país durante su profunda crisis de la década de 1990 y comienzos del 2000, y ser criticado posteriormente por las duras condiciones exigidas.

Asimismo, en 2013, el Fondo emitió una declaración de censura contra Argentina por la poca fiabilidad de sus estadísticas macroeconómicas durante el gobierno de Cristina Fernández (2007-2015), que luego retiró con llegada al poder de Macri.

Tarifazos en el agua y electricidad

La Cámara de Diputados de Argentina aprobó hoy y pasó al Senado para su tratamiento un proyecto opositor que busca frenar los fuertes aumentos en las tarifas de servicios públicos como la electricidad y el gas impulsados por el Gobierno de Mauricio Macri desde hace dos años.

La iniciativa, aprobada por 133 votos a favor, 94 en contra y 3 abstenciones, propone retrotraer a finales de 2017 las tarifas y desde esa fecha subordinar los aumentos a la evolución de los salarios, en un momento de inestabilidad económica provocada por la fuerte depreciación del peso, lo que llevó al Gobierno a anunciar ayer que ha pedido un crédito al Fondo Monetario Internacional.

El proyecto es tachado por el Ejecutivo de Macri de «demagógico» e «irresponsable» por el costo fiscal que podría tener, por lo que diversos miembros del oficialismo ya adelantaron que, de salir adelante la iniciativa también en el Senado, el jefe de Estado la vetará, como permite la Constitución.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD