El artista Guido Van Helten fusiona vino y literatura con murales gigantes

El artista Guido Van Helten fusiona vino y literatura con murales gigantes

09 junio, 2016
|
Actualizado: 09 junio, 2016 0:00
|

Vitoria, 9 jun.- El maridaje entre el vino y la literatura a grandes dimensiones traspasa lo sensorial y transforma el paisaje interior de las Bodegas Solar de Samaniego, en Laguardia (Álava), donde el artista urbano australiano Guido Van Helten, desarrolla entre sorbo y sorbo su primera intervención en España.

La iniciativa, de todo menos convencional, es una más de las que el grupo bodeguero viene desarrollando desde hace meses en el marco de su estrategia «Beber Entre Líneas», con la que fusiona las culturas del vino y la literatura.

El muralista internacional Guido Van Helten -conocido por sus retratos de grandes dimensiones- trabaja desde lunes en la Bodega Solar de Samaniego, donde subido a una grúa a más de 10 metros de altura está pintando a los habitantes de la zona.

Los depósitos de hormigón de esta bodega se han convertido en lienzos donde quedarán inmortalizados vecinos de La Rioja y de Álava que se han prestado a este particular homenaje a los oficios del vino y la literatura.

El artista, que es la primera vez que visita España y que trabaja en una bodega, llegó al País Vasco el martes de la semana pasada y durante unos días se dedicó a investigar -cámara de fotos en mano- a las personas que trabajan en el mundo del vino.

El objetivo de su intervención es recrear una historia visual en la que el proceso de elaboración del vino y el de la literatura vayan de la mano y sorprendan al visitante.

Detrás de las caras de este trabajo muralístico hay historias personales que han captado la atención de este artista australiano, recién llegado de Chernóbil.

La obra, que quedará abierta al público que visite la bodega, se está llevando a cabo sobre depósitos industriales de hormigón que se utilizaban en los años 70 para conservar los caldos y que tienen una capacidad de albergar en su interior hasta medio millón de litros.

Es un espacio hasta ahora en desuso pero que el grupo bodeguero ha querido preservar y abrir al público de una manera impactante, ya que las dimensiones de los depósitos y la luz que entra por las cristaleras le dan un aire «catedralicio», ha explicado a Efe el director creativo del grupo Solar Samaniego, César León.

En dos semanas, Guido Van Helten habrá terminado su creación después de sorber la cultura de la región, sin alterar la pacífica vida de los caldos que esperan a ser disfrutados sabiamente. EFE

.
Noticias Relacionadas: