Programas del sabado
Arturo Fernández, «tranquilo» antes del juicio por tarjetas de Caja Madrid

Arturo Fernández, «tranquilo» antes del juicio por tarjetas de Caja Madrid

10 febrero, 2016
|
Actualizado: 10 febrero, 2016 0:00
|

Madrid, 10 feb.- El expresidente de la patronal madrileña CEIM y exconsejero de Caja Madrid Arturo Fernández ha asegurado hoy que está tranquilo ante la apertura del juicio oral por el caso de las tarjetas opacas, ya que él ha devuelto todo lo gastado y «está claro» que él no sabía cuando la utilizó que la tarjeta era «black».

En declaraciones a Efe tras recoger en la Audiencia Nacional la documentación sobre la apertura de juicio oral, Fernández ha recordado también que devolvió lo gastado nada más enterarse «de que la tarjeta no era correcta»; además, ha reiterado que se siente «tranquilo, porque la pena que propone el fiscal es de menos de dos años».

La investigación comenzó el 1 de octubre de 2014, cuando la Fiscalía Anticorrupción vio indicios de delito en el uso de tarjetas de crédito por parte de antiguos miembros de la cúpula de Caja Madrid y Bankia, que las utilizaron para gastar 15,25 millones de euros en 13 años.

Y el pasado 1 de febrero el juez Fernando Andreu ordenó la apertura de juicio oral, al reconocer indicios suficientes de administración desleal por parte de los expresidentes de Caja Madrid Miguel Blesa, Rodrigo Rato y del ex director general de medios Ildefonso Sánchez Barcoj, con el propósito de apropiarse de forma continuada e indebidamente del patrimonio de Caja Madrid y Bankia.

No obstante, el auto reconoce las cantidades reintegradas por algunos de los imputados tanto a Bankia como al FROB, y que correspondían a los cargos realizados por los acusados en sus tarjetas.

Entre los que han devuelto lo gastado figura Arturo Fernández, que entre febrero de 2010 y enero de 2012 gastó unos 9.400 euros en el restaurante de su propiedad Arturo Cantoblanco.

Según el desglose de gastos efectuados por consejeros y directivos de la entidad entre 2003 y 2012, Fernández utilizó la tarjeta de Caja Madrid principalmente para abonar almuerzos y cenas en restaurantes, incluidos los suyos.

En el tiempo en el que fue consejero de la entidad financiera, el presidente de la patronal madrileña efectuó gastos con su tarjeta por un importe de 37.326,57 euros, que ya ha reintegrado a la Fundación Caja Madrid.

Fernández tiene previsto presentar mañana su dimisión como máximo responsable de la Cámara de Comercio de Madrid ante el comité ejecutivo de la entidad, decisión adoptada tras la apertura de juicio oral. EFE

.
Noticias Relacionadas: