Así trabaja el francotirador que dice haber matado a 321 yihadistas en Irak

Así trabaja el francotirador que dice haber matado a 321 yihadistas en Irak

27 febrero, 2017
|
Actualizado: 27 febrero, 2017 20:47
|

Abu Tahsin, un francotirador de 62 años, se ha hecho famoso al asegurar que desde 2015 ha matado al menos a 173 militantes de la organización terrorista Daesh en Irak.A través de un vídeo publicado en Youtube el número de yihadistas abatidos por el francotirador se ha elevado ahora hasta los 321. Tahsin asegura que entre los milicianos eliminados por él figura uno de los importantes líderes de Daesh, Abu Hudaifa. Sus balas «empujan» y hacen retroceder «un metro» a sus objetivos islamistas antes de derribarlos.
Abu Tahsin se unió en mayo de 2015 a las Fuerzas de Movilización Popular, con el objetivo de «limpiar» el país de los yihadistas. Tahsin explica en sus vídeo que los terroristas temen estar en la zona que defiende e indica que se niega a abandonar su lugar de lucha; de hecho, cuando se le concedió un mes de descanso, regresó a defender su posición al cabo de 12 días.


Por ahora las fuerzas iraquíes han expulsado al grupo terrorista Estado Islámico (EI) de dos barrios del oeste de Mosul y se hicieron con el control de uno de los puentes sobre el río Tigris, una conquista estratégica para la batalla que están librando en la mitad occidental de la urbe.
 

En los combates de este lunes en esas áreas fueron abatidos 102 terroristas del EI y otros cuatro arrestados, y fue destruido un hospital de campaña utilizado por la organización radical

 
Aún así, el EI sigue perdiendo territorio ante sus enemigos, también en los alrededores de Mosul, donde tropas del Ejército se hicieron hoy con el control de la localidad de Jabirat, al sur de la comarca de Babush, situada a 25 kilómetros al oeste de Mosul.
Las milicias progubernamentales Multitud Popular por su parte se enfrentaron a los yihadistas en la comarca de Tel Abtá, al oeste de Mosul, y en la zona de los montes de Atshana, donde mataron a 21 extremistas.
El pasado día 19, las fuerzas iraquíes conjuntas -integradas por unidades de la Policía, el Ejército y milicias- dieron comienzo a la ofensiva sobre el oeste de Mosul, que se prevé muy complicada debido a la elevada densidad de población de esta zona, compuesta por barrios populares de calles estrechas y mercados.
La ONU calcula que unas 750.000 personas permanecen en esa mitad de la urbe y que cerca de 245.000 podrían huir de los combates en las próximas semanas.

Noticias Relacionadas: