Programas del domingo
Ayuntamiento de Valladolid insiste en modificar el convenio con la Sociedad Alta Velocidad y ve viable el soterramiento

Ayuntamiento de Valladolid insiste en modificar el convenio con la Sociedad Alta Velocidad y ve viable el soterramiento

11 marzo, 2024
|
Actualizado: 11 marzo, 2024 17:01
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

ICAL

El Ayuntamiento de Valladolid insistirá en modificar el convenio de la Sociedad Alta Velocidad para acometer el soterramiento porque “las condiciones son óptimas”. Así lo defendió hoy el alcalde de la ciudad, Jesús Julio Carnero, que se comprometió a “seguir luchando” por un proyecto que, además, consideró que “cuantas más frecuencias haya de trenes en Valladolid, más necesidad hay de soterrar” porque “lo contrario es condenar a la ciudad”.

Por ello, durante el pleno extraordinario convocado para debatir la moción socialista sobre si cumplir la integración ferroviaria o disolver la Sociedad Valladolid Alta Velocidad, Carnero consideró que no es necesario este último punto porque la integración, iniciada durante el gobierno municipal de Óscar Puente, “no implica abandonar el soterramiento”. “Podemos integrar, pero la integración nunca puede ser algo que vaya en contra de la posibilidad de soterrar en un futuro”, sostuvo el actual primer edil, para quien “lo más importante es no cometer ninguna acción que suponga un punto de no retorno en la posibilidad de soterrar el tren”.

Por último, y además de acusar al Ministerio de Transportes y Adif de realizar el estudio contra el soterramiento “de fecha a fecha”, después y no antes de la presentación realizada el pasado 23 de febrero, consideró que el proyecto de soterrar las vías es “técnicamente viable, con independencia de su complejidad”, e hizo un llamamiento a una posición común ante un proyecto que “transformará la ciudad” como hicieron anteriores infraestructuras como el Puente Colgante, el Puente Mayor, el Canal de Castilla, a canalización del Esgueva o la propia llegada del tren. “Es un reto histórico”, concluyó, porque “la verdadera integración es soterrar la vía del tren”.

Tras esta intervención, realizada al final del debate, se votó la incorporación de las enmiendas de PP y Vox a la moción y se votaron, uno a uno, los puntos de la misma, quedando rechazadas las presentadas inicialmente por el PSOE, con los 13 votos a favor de socialistas y concejales de VTLP y los 14 en contra de PP y Vox, permitiendo estos últimos la aprobación de todas las enmiendas presentadas por ambas formaciones.

Las enmiendas incluyen la solicitud de la apertura de un proceso de diálogo en el seno de la Comisión Mixta para avanzar en “un estudio técnico, económico y social para una solución soterrada de las vías del tren” a su paso por Valladolid, reconociendo a la Mesa por el Soterramiento como “principal instrumento de acuerdo social y político” y dedicando los once millones que se iban a dedicar este año a la integración a otros fines como ayudas a la vivienda, el inicio del proyecto del Parque de las Norias, o la renovación de la flota de autobuses, entre otras iniciativas.

Previamente, la defensa ‘popular’ del soterramiento corrió a cargo del portavoz adjunto y concejal de Movilidad, Alberto Gutiérrez Alberca, que se congratuló de la postura de 15 de las 16 asociaciones personadas hoy en el pleno para defender el proyecto municipal. “Hoy se ha caído un muro”, apuntó, al hacer mención al “clamor ciudadano” que pide acabar con “otros dos muros: el del Ministerio, que no existía, y para lo que necesitamos unidad política, y el muro físico cuando se ejecute la obra”.

La defensa de Vox del proyecto de soterramiento, realizada por la teniente de alcalde Irene Carvajal, recordó la promesa realizada en su momento por el exalcalde y ahora ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, en favor del soterramiento, y le pidió “lealtad a Valladolid” permitiendo un soterramiento que, recordó, se va a llevar a cabo en lugares como Valencia, Murcia o “la pequeña localidad de Moncada i Reixach” frente a la “arbitrariedad” con la que ahora “se venga de su ciudad por haberle mandado a la oposición”.

Y es que, según Carvajal, Puente “no acata lo que dijeron las urnas” en mayo del pasado año, cuando “la ciudadanía dijo ‘sí’ al mayor proyecto de cohesión social de esta ciudad”, apostando por un proyecto que defendió por un decálogo de beneficios entre los que mencionó “la seguridad, la equidad social, la accesibilidad, el empleo, la fijación de población, la participación universitaria, la sostenibilidad, la revalorización inmobiliaria, la imagen de la ciudad y la igualdad en la inclusión”.

Soterramiento “inviable”

Por parte de la oposición, el portavoz del Grupo Municipal Socialista, Pedro Herrero, recordó al alcalde que “el ultimátum se lo ha puesto a sí mismo” al comprometer un soterramiento que señaló como “inviable” a nivel técnico, tal y como apunta el estudio realizado por los funcionarios del Ministerio de Transportes para los que pidió “respeto”, así como a nivel económico, puesto que supondría un coste para el Consistorio de entre 545 y casi 1.000 millones de euros.

“Incluso un túnel de tres vías sería una solución ineficaz y desfasada”, defendió, puesto que con ello se volvería a “cometer el mismo error” que en 2003, lo que conllevaría “renunciar a crecer y condenar a Valladolid a perder dos trenes, el de presente y el de futuro”.

Por todo ello, en su alegato, Herrero acusó a Carnero de “ir de farol” tras no mover “ni un dedo” en los nueve meses que lleva como alcalde para poner en marcha el soterramiento, mientras frena una integración que “es fruto del consenso, del diálogo y de la lealtad institucional” y cuya detención sería “un error histórico”. En todo caso, el portavoz socialista concluyó pidiendo al alcalde que “tome una decisión entre el realismo y el populismo: o arre o so, o integrar o disolver” la Sociedad Valladolid Alta Velocidad.

Por su parte, la portavoz de Valladolid Toma La Palabra, Rocío Anguita, también lamentó que con el proyecto del soterramiento del gobierno municipal ‘popular’ en coalición con Vox, que “ya fracasó y dejo 400 millones de deuda” en el pasado, se rompa una iniciativa de “gran consenso en el seno de la ciudad” como fue la integración, que cumple con la “estrategia global” de transporte ferroviario europeo y que permite convertir a Valladolid en “eje del norte de España”.

Además, criticó la “idea mágica” de que con la eliminación de las vías de la superficie, “la situación económica de Pilarica, Pajarillos y Delicias mejorar”. “Basta echar un vistazo a las rentas medias para comprobar que es un argumento incorrecto”, apuntó Anguita, que invitó al Ayuntamiento a que “si son las desigualdades las que les preocupan, inviertan en la zona este los 37,5 millones al año” que, según sus cuentas, costaría el soterramiento al Consistorio “para equilibrar la situación de estos barrios” y conseguir con ello “una Valladolid más sostenible y habitable”.

Noticias Relacionadas: