Aznar: «Si el 22 de diciembre estamos como antes de la intervención del 155, estaremos todos peor»

Aznar: «Si el 22 de diciembre estamos como antes de la intervención del 155, estaremos todos peor»

08 noviembre, 2017
|
Actualizado: 08 noviembre, 2017 9:49
|
PUBLICIDAD

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha advertido hoy de que si los independentistas ganan las elecciones del próximo 21 de diciembre, Cataluña quedará sumida «en la ilegalidad, en la secesión, en la rebelión y en el imperio de la anarquía».

Aznar ha asegurado que Cataluña «sólo vivirá en un Estado de derecho» si las fuerzas constitucionalistas «lo garantizan» y se impone el marco constitucional.

«Si el 22 de diciembre estamos como antes de la intervención del artículo 155, estaremos todos peor y, sobre todo, los catalanes», ha augurado el exjefe del Ejecutivo en declaraciones en la Cadena SER. Todo lo que no sea el triunfo del bloque integrado por PP, PSOE y Ciudadanos (Cs) sería «la ilegalidad, la secesión, la rebelión y el imperio de la anarquía», ha añadido.

El exlíder del PP ha considerado «correcta» y «legítima» la aplicación del artículo 155 decretada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al considerar que era la forma de parar «el golpe de Estado» de los secesionistas.

José María Aznar ha asegurado que en los últimos años «ha habido un déficit de política muy grande» en Cataluña, lo que ha dejado un margen «enorme» para la «política negativa, secesionista».

«Efectivamente ha faltado política. Los partidos constitucionales han dejado un margen para la política negativa, secesionista, enorme y cuando los vacíos existen en política, los cubren otros», ha explicado.

Así, el expresidente del Gobierno ha apuntado que el sentimiento independentista en Cataluña «ha crecido mucho desde el año 2006-2007» mientras que en 2004 el independentismo «no llegaba al 10 por ciento» por lo que «algo habrá pasado» para llegar a la situación actual.

Para Aznar, la aplicación del artículo 155 de la Constitución ha sido «un acierto» y el futuro de Cataluña «depende del resultado de las elecciones» cuya convocatoria ha sido «una apuesta política muy grande» que ha confiado en que «los ciudadanos catalanes sepan apreciar» si quieren vivir en «un estado de derecho, de tranquilidad y prosperidad». La aplicación del artículo 155 supone -según el expresidente- la aplicación de la ley y del Estado de derecho y evita que «los ciudadanos tengan la sensación de no hay una ley y que no se aplica la ley».

Según Aznar «hemos sufrido un golpe de Estado y eso produce unas consecuencias políticas, económicas, institucionales y legales devastadoras». Por eso en las elecciones «hay que apoyar a las fuerzas constitucionalistas, porque Cataluña sólo vivirá en un Estado de derecho si las fuerzas constitucionalistas lo garantizan y si Cataluña vive al amparo de la Constitución. Y lo demás es la ilegalidad», ha dicho.

En su opinión, si los independentistas ganan las elecciones del próximo 21 de diciembre, Cataluña quedará sumida «en la ilegalidad, en la secesión, en la rebelión y en el imperio de la anarquía».

Sobre Gürtel: «No soy responsable, pero no me siento indiferente»

Aznar ha asegurado que «no es responsable» de la trama de corrupción Gürtel en la que se ha visto implicado el PP, ni tampoco de la llamada Caja B del partido, si bien ha puntualizado que «no se siente indiferente» ante el daño causado.

Aznar ha afirmado que él no se ocupaba de la administración ordinaria del PP y que «tenía muy poca relación» con personas vinculadas con la trama Gürtel, como su cabecilla, Francisco Correa.

«No me siento responsable, pero no me siento indiferente», ha resumido el exjefe del Ejecutivo en declaraciones a la Cadena SER.

Aznar ha dicho comprender que haya ciudadanos «profundamente irritados y molestos y que no estén dispuestos a perdonar» y ha confesado que le causa «mucha perplejidad y dolor pensar» que haya personas con las que coincidió durante su etapa al frente del PP que se hayan visto involucradas en casos de corrupción.

No obstante, ha insistido en que «no era responsable de eso», ya que en septiembre de 2003 delegó la dirección del partido en su sucesor, Mariano Rajoy, y que fueron otros los que asumieron la gestión interna del PP.

En el caso de Rodrigo Rato, también envuelto en varios casos de corrupción, Aznar ha dicho no arrepentirse de que tuviera cargos en su Gobierno.

«Por hacerle vicepresidente y ministro, seguro que no me equivoqué», ha manifestado el expresidente del Gobierno.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD