Programas del domingo
Bahamas se prepara para celebrar a partir de mañana la asamblea del BID

Bahamas se prepara para celebrar a partir de mañana la asamblea del BID

06 abril, 2016
|
Actualizado: 06 abril, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

Julio César Rivas

Nassau, 6 abr.- La capital de Bahamas, Nassau, está completando hoy los últimos detalles para celebrar a partir de mañana la asamblea anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que por primera vez en 25 años se celebra en un país caribeño.

El grueso de los delegados de los 48 países integrantes del BID y del sector privado que asistirán a la 57ª asamblea anual del banco y a la 31ª asamblea anual de la Corporación Interamericana de Inversiones (CII) tiene previsto llegar hoy a la capital de Bahamas.

Entre los participantes estarán los ministros de Finanzas de los 26 países miembros del BID cuya presencia está prevista en los dos últimos días de la reunión cuando se celebrarán las asambleas de gobernadores del BID y CII.

En total, unas 5.000 personas tienen previsto asistir a la asamblea anual del BID que este año discutirá la situación económica de la región, afectada en su conjunto por el frenazo de las principales economías, el impacto negativo económico del cambio climático y las inversiones en energía.

Como anticipo de las reuniones de gobernadores, a partir de mañana y durante dos días, el BID celebrará una serie de seminarios en el complejo turístico Baha Mar de Nassau, donde se encuentra el centro de convenciones que aloja la asamblea, para discutir temáticas como el papel del sector privado, la logística o el urbanismo en la región.

Ayer, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, dijo durante una entrevista con Efe que la región se enfrenta a «un segundo año malo, con crecimiento negativo» como consecuencia de que este es «un ciclo de baja, que en buena parte responde a un momento de globalización y a que China ya no crece al ritmo de hace unos años».

Las últimas previsiones señalan que la región latinoamericana cierre 2016 en contracción por segundo año consecutivo, después del -0,3 % del pasado año.

Una de las principales causas del frenazo económico regional son los problemas que afronta Brasil, la primera economía latinoamericana, y para la que se prevé una caída del producto interior bruto (PIB) del 3,5 % este año.

Además de la coyuntura económica, otro de los principales temas que se discutirán durante la asamblea son las consecuencias que el cambio climático está teniendo y tendrá en los próximos años para las economías de la región, especialmente las del Caribe.

Los gobernadores del BID tienen previsto discutir una resolución para aumentar la financiación, para el periodo 2016-2020, de proyectos relacionados con el cambio climático.

El pasado mes de octubre, el BID anunció que su objetivo era duplicar el volumen de financiación relacionada con el cambio climático para 2020 y pasar del 14 % que destinó en el periodo 2012-2014 a entre el 25 y el 30 % del número total de aprobaciones del banco para 2020.

Según las evaluaciones realizadas, para 2050, el aumento del nivel del mar, el aumento de las temperaturas o el cambio de los ritmos de precipitaciones restará al año a los países de Latinoamérica y el Caribe entre un 2 y un 4 % de su Producto Interior Bruto.

Un estudio de la ONU realizado en 2010 señalaba que la elevación de 1 metro del nivel del mar provocará el desplazamiento de 110.000 personas en los países de la Comunidad del Caribe (Caricom) y dañaría de forma alarmante dos de sus principales fuentes de ingresos: turismo y agricultura.

De los 673 mayores centros hoteleros de la región contabilizados en el estudio, 149 están amenazados con la desaparición por la subida de 1 metro del nivel del mar, así como 21 de los 64 aeropuertos del Caricom.

El BID también tratará las demandas energéticas de la región, y especialmente la creación de las condiciones para promover inversiones en el sector.

Un reciente informe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) calcula en 4 billones de dólares las inversiones que necesitan Latinoamérica y el Caribe hasta 2035 para poder satisfacer las demandas de la región, especialmente en términos de energías renovables para limitar las emisiones de dióxido de carbono.

Gran parte de esas inversiones tienen que proceder del sector privado por lo que el BID está interesado en ayudar a que en los países de la región existan las condiciones necesarias para atraer y retener a los inversores del sector energético. EFE

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD