Banco de Inglaterra revelará su plan de contingencia después del referéndum

Banco de Inglaterra revelará su plan de contingencia después del referéndum

15 junio, 2016
|
Actualizado: 15 junio, 2016 15:35
|
PUBLICIDAD

Londres, 15 jun.- El Banco de Inglaterra dará detalles de su plan de contingencia en caso de «brexit» después de que se haya celebrado el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea (UE) el próximo 23 de junio, indicó hoy a Efe una fuente de la institución.

Según esta fuente, el banco considera que revelar a priori las medidas previstas, que irían destinadas a garantizar la liquidez y la estabilidad del sistema financiero, «sería contraproducente», y planea hacerlo después del plebiscito.

Así lo hizo ya con motivo del referéndum sobre la independencia de Escocia del 18 de septiembre de 2014, cuando se esperó al siguiente octubre para precisar las iniciativas previstas en caso de escisión.

No obstante, para tranquilizar a los mercados, el Banco de Inglaterra ya subrayó el pasado mayo que desde 2013 tiene líneas de canje de liquidez en libras y en euros con el Banco Central Europeo (BCE), que servirían para garantizar la financiación del sistema bancario y financiero en caso de «brexit».

La fuente británica rehusó confirmar si existe algún plan conjunto con el BCE para llevar a cabo una acción coordinada el 24 de junio, inmediatamente después del referéndum, si los británicos votan por abandonar la UE.

Precisó también que será el subgobernador del Banco de Inglaterra Jon Cunliffe -en lugar del gobernador, Mark Carney- quien asista a la reunión de gobernadores de bancos centrales prevista para el 23 de junio en Fráncfort.

Esta reunión, prevista al margen del plebiscito, permitirá intercambiar opiniones sobre la mejor respuesta a los resultados de la consulta, que se conocerán en la madrugada del 24 de junio.

La fuente del Banco de Inglaterra dijo a Efe que, aunque aplicable al «brexit», «la línea de canje (con el BCE) no es nueva» y existe también con la Reserva Federal estadounidense, el Banco de Japón, el Banco de Canadá y el Banco Nacional de Suiza.

En caso de salida de la UE, esta línea directa de canje con Fráncfort permitiría intercambiar euros y libras entre ambos bancos centrales para asegurar que, ante una eventual retirada de fondos en una de las dos monedas, los bancos comerciales pueden conseguir suficiente liquidez.

Según el acuerdo internacional, las líneas de canje permiten al banco central interesado acceder a las divisas de otro banco central extranjero con el tipo de cambio vigente pero con intereses algo más altos que en condiciones normales de mercado -a fin de asegurar que esta opción se utiliza como último recurso-.

Posteriormente, el banco central receptor puede redistribuir la divisa al banco comercial que la haya solicitado, el cual a su vez se compromete a retornar el dinero dentro del plazo acordado.

A ocho días del referéndum británico y con las encuestas cada vez más favorables al «brexit», las instituciones financieras públicas y privadas se han puesto en alerta para reaccionar rápidamente en caso de ruptura en el bloque comunitario. EFE

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD