El Banco de Portugal rebaja sus previsiones de crecimiento entre 2016 y 2018

El Banco de Portugal rebaja sus previsiones de crecimiento entre 2016 y 2018

08 junio, 2016
|
Actualizado: 08 junio, 2016 0:00
|

Lisboa, 8 jun.- El Banco de Portugal (BdP) revisó hoy a la baja sus previsiones de crecimiento para los ejercicios de 2016, 2017 y 2018, y estimó que la economía portuguesa va a avanzar un 1,3 % este año.

Así se recoge en el boletín económico de junio de la entidad, que señala que «la actividad económica deberá presentar una recuperación moderada a lo largo del período 2016-2018, ligeramente inferior a la proyectada para el área del euro».

En ese sentido, detalla que Portugal avanzará un 1,3 % en 2016 (frente al 1,5 % proyectado anteriormente); un 1,6 % en 2017 (1,7 %) y un 1,5 % en 2018 (1,6 %), lo que resultará en un PIB «próximo pero todavía inferior al observado antes de la crisis financiera.

El BdP alerta de que la economía portuguesa «permanece muy vulnerable a los choques» pero matiza que los «significativos» progresos alcanzados en la reducción de los desequilibrios macroeconómicos crearon las condiciones para generar un patrón de crecimiento más sustentable.

Las previsiones del BdP son inferiores a las del Gobierno portugués, que espera que la economía avance un 1,8 % durante este año y el próximo, y acelere su crecimiento ligeramente en 2018, cuando registrará un incremento del 1,9 %.

En el mismo boletín económico, el banco central luso expresó sus dudas sobre la meta de déficit público establecida por el Gobierno para este año (2,2 % del PIB) y alertó de la «posibilidad de que sean necesarias medidas adicionales» para cumplir con ese objetivo.

«El cumplimiento del objetivo del 2,2 % presenta riesgos. Además de la incertidumbre asociada al escenario macroeconómico, todavía se aguarda una mayor especificación sobre algunas medidas de consolidación presupuestaria presentadas», recoge el texto.

Portugal vivió una profunda recesión durante tres ejercicios consecutivos, entre 2011 y 2013, cuando su PIB cayó más de seis puntos y estuvo bajo el rescate financiero de la UE y el FMI.

La economía lusa volvió al crecimiento en 2014, año en el que mejoró un 0,9 %, y en 2015 registró un avance del 1,5 %. EFE

Noticias Relacionadas: