Banco Sabadell gana un 99,7 % menos en 2020 por covid y ajuste de personal

Banco Sabadell gana un 99,7 % menos en 2020 por covid y ajuste de personal

01 febrero, 2021
|
Actualizado: 17 febrero, 2021 10:42
|

Banco Sabadell cerró 2020 con un beneficio de 2 millones de euros, un 99,7 % menos que en 2019, cuando ganó 768 millones, tras provisionar 2.275 millones por la crisis del coronavirus, liquidar el esquema de protección de activos (EPA) de la CAM y acometer un ajuste de plantilla.

La entidad, que a cierre del tercer trimestre había comunicado un beneficio de 203 millones, inicia este 2021 una nueva etapa, después de romper las negociaciones con BBVA para una posible fusión, con un nuevo equipo directivo que trabaja ya en el diseño del próximo plan estratégico, que verá la luz en el mes de mayo.

La entidad estará capitaneada en este nuevo ciclo por César González-Bueno como nuevo consejero delegado, y al equipo se sumará también Leopoldo Alvear, hasta ahora director financiero de Bankia, que sustituirá en el cargo a Tomás Varela, ha informado este lunes el Sabadell a la CNMV.

En el ejercicio 2020 la entidad vio lastrados sus resultados por la crisis del coronavirus, que llevó al grupo a provisionar 2.275 millones de euros para hacer frente a posibles impactos futuros derivados de la pandemia.

En el cuarto trimestre el banco ejecutó la venta de tres carteras de activos problemáticos procedentes de la CAM que ascendían a 1.200 millones de euros, liquidando así el esquema de protección de activos que recibió a cambio de quedarse la entidad alicantina en 2011.

También en ese periodo el grupo efectuó un plan de ajuste de plantilla con la salida voluntaria de 1.817 personas, una medida que supondrá un ahorro de costes anual de 141 millones, explicó el banco en un comunicado.

En 2020 los ingresos del negocio bancario del Sabadell, que engloban el margen de intereses y las comisiones netas, sumaron 4.749 millones, un 6,2 % menos, si bien en el último trimestre ya mostraron un comportamiento positivo, con un crecimiento superior al 3 %.

La entidad mejoró en el último ejercicio su ratio de morosidad, que se situó en el 3,6 %, dos décimas menos que un año antes, y la ratio de capital usada para medir la solvencia, la Common Equity Tier 1 (CET1), permaneció estable en el 12,6 %.

«Con el esfuerzo en saneamiento y la ejecución del plan de eficiencia en España y Reino Unido, sentamos las bases de nuestro próximo plan estratégico, que será presentado el próximo mes de mayo», explica en la nota el aún consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola, quien será sustituido por César González-Bueno una vez que el Banco Central Europeo (BCE) dé el visto bueno al nombramiento.

La inversión crediticia bruta del Sabadell cerró el año con un saldo de 146.878 millones (+1,6 % interanual), siendo en España este crecimiento del 3,2 % debido a la concesión de préstamos ICO a empresas, pymes y autónomos, así como al incremento de las hipotecas a particulares.

En concreto, la entidad cerró en 2020 un total de 125.000 operaciones por importe de 11.900 millones de euros en préstamos garantizados por el ICO destinados a pymes y grandes empresas por la crisis de la COVID-19.

Por lo que respecta a moratorias, el Sabadell concedió aplazamientos por valor de 3.697 millones. El 98 % de ellas fueron hipotecarias y el 2 % restante, préstamos al consumo.

Los recursos de clientes en balance sumaronn 150.778 millones (+3,1 %), los saldos de cuentas a la vista ascendieron a 130.295 millones (+9,6 %), los depósitos a plazo totalizaron 20.805 millones (-23,9 %) y los recursos de clientes fuera de balance, 38.064 millones (-11,8 %).

En total, los recursos gestionados por el banco alcanzaron los 209.748 millones, lo que supone una caída interanual del 1,6 % y un crecimiento en el trimestre del 1 %.

Por su parte, TSB, la filial británica del Sabadell, prevé concluir en 2021 la ejecución de su plan de eficiencia con el objetivo de volver a beneficios un año antes de lo previsto.

El banco, que el Sabadell estudia vender, redujo su plantilla en el último año en 685 empleados y cerró 93 oficinas, a la vez que aumentó los recursos de clientes en balance del 7,9 % interanual, hasta 38.213 millones, y una inversión crediticia en 2020 de 36.977 millones, un 1,3 % más.

Noticias Relacionadas: