Barclays prevé la dictadura de Maduro, como los Castro en Cuba

Barclays prevé la dictadura de Maduro, como los Castro en Cuba

26 julio, 2017
|
Actualizado: 26 julio, 2017 18:02
|
PUBLICIDAD

Barclays ha dado a conocer los posibles escenarios que se presentan en Venezuela a poco menos de cuatro días para la Constituyente. El Gobierno de Nicolás Maduro podría consolidar una dictadura, similar a la de Cuba con los Castro. Tampoco se descarta una guerra civil.

Según un esquema realizado por los expertos de la firma, en Venezuela existen cinco escenarios principales y tres desenlaces posibles, apunta El Diario de las Américas, que recoge el informe de la reconocida compañía de servicios financieros y análisis políticos y económicos con sede en Londres. Barclays ha señalado que Venezuela vive una crisis sin precendentes, por lo que no excluye ni el golpe militar ni un posible diálogo y gobierno de transición.

1.- Consolidación del autoritarismo en Venezuela a través del sistema electoral. Los expertos de la firma consideran que en este escenario la dictadura de Maduro será débil, capaz de negociar con la oposición. Esta opción desmovilizaría a la oposición en la calle, generando división entre los núcleos duros de la oposición y los moderados. Para calmar a la oposición, Maduro propondría elecciones regionales, consolidando al chavismo en el poder, ya que se beneficia de su sistema electoral. Pero continuaría la presión.

2.- Oposición confronta: insurrección. Nuevamente se parte de la premisa de una dictadura débil que es capaz de ceder y necesita con desespero que la oposición desmovilice a la sociedad civil en las calles. No obstante, la dirigencia no cede y se vuelve, de esa forma, más confrontativa. Eso deriva, entonces, en una insurrección militar —un golpe de Estado—.

Luego de la insurrección militar se da una negociación dirigida por la fuerza castrense. La Fuerza Armada permite que se arme un Gobierno de transición y, posteriormente, se convocan elecciones en Venezuela.

3.- Maduro suspende la Constituyente. La dictadura es débil y la oposición no cede. Es cuando, entonces, el régimen de Maduro, por presiones, suspende la Asamblea Nacional Constituyente. Eso constituye una derrota de la dictadura que no pueden soportar y, entonces, es remplazado Nicolás Maduro. Se convoca, en consecuencia, un Gobierno de transición y nuevamente se dan elecciones en Venezuela.

4.- La Constituyente se celebra. El régimen de Maduro necesita desesperadamente que la oposición desmovilice a la ciudadanía que ha empuñado el civismo en las calles. Pero no lo hacen; sin embargo, la dictadura tampoco cede e impone la Asamblea Nacional Constituyente. Pero, a pesar de la imposición del proceso Constituyente, la oposición se mantiene en las calles presionando y para la dictadura es imposible lograr la estabilización necesaria para ejecutar el cambio de Constitución. Y, como es una dictadura débil, se dan negociaciones pero para formar un Gobierno de transición que convoque, luego, elecciones.

5.- Régimen sólido y fuerte. Maduro se hace fuerte en el poder, por lo que será complicado su caída. Asimismo, avanzará en el intento de imponer la arbitraria Asamblea Nacional Constituyente; pero la oposición también avanza en su intento de sustituir los poderes públicos. Se conforma, entonces, un Estado paralelo que cuenta con el respaldo internacional. La presión y las protestas continúan en la calle y a la dictadura se le hace imposible consolidar el régimen totalitario, ya que necesita estabilidad. Se dan nuevamente negociaciones, se forma un Gobierno de transición y se convocan elecciones.

6.- Conflicto armado. Este es uno de los escenarios presentado por Barclays en el que el costo es mayor. En este caso también el régimen es sólido y fuerte, pero la oposición decide asumir el camino de la violencia para combatirlo. Empieza, entonces, a armarse y a confrontar. El coste es inmenso en este caso, pero la situación termina con Maduro cediendo y negociando. No hay forma de que salga victorioso, pero el drama se extiende. El diálogo deriva en la conformación de un Gobierno de transición y se convoca, luego, a elecciones.

7.- Régimen sólido y fuerte: pierde la oposición. La dictadura es fuerte. Es sólida. Y, en este caso, logra suprimir completamente a la oposición venezolana y a la dirigencia. El costo no es tan alto como en el caso de un conflicto armado, pero es una situación más dramática que las anteriores. Aquí la comunidad internacional no hace más que imponer fuerte sanciones.

Se logra, entonces, institucionalizar el autoritarismo y se consolida el régimen totalitario de Nicolás Maduro en Venezuela. Esta situación es similar a la primera, pero en este caso el régimen logra acabar con la disidencia. Es un caso similar al de Cuba.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD