Programas del domingo
BBVA Asset Management corrige un descubierto del 5,21% en su fondo BBVA Estrategia 0-50

BBVA Asset Management corrige un descubierto del 5,21% en su fondo BBVA Estrategia 0-50

03 marzo, 2023
|
Actualizado: 03 marzo, 2023 20:25
|
PUBLICIDAD

La gestora de inversión colectiva de BBVA, BBVA Asset Management, ha comunicado, como hecho relevante a la CNMV que con fecha del pasado 17 de febrero su fondo de inversión BBVA Estrategia 0-50 sufrió un descubierto en la cuenta corriente del fondo del 5,21% de su patrimonio. Este desfase, informa la gestora, quedó solventada el 21 de febrero de 2023.

Política de inversión del fondo BBVA Estrategia 0-50

Perfil de riesgo del fondo y del inversor: 7, en una escala del 1 al 7, es decir, máximo riesgo.

Categoría: Es un fondo de inversión en Renta Variable Mixta Internacional.

Plazo indicativo de la inversión: Este fondo puede no ser adecuado para inversores que prevean retirar su dinero en un plazo de antes de tres años.

Objetivo de gestión, política de inversión y riesgos: La gestión toma como referencia la rentabilidad del índice 19,25% MSCI Europe + 15,75% S&P 500 + 25% ML Euro Broad Market (1-10) + 40% EONIA Capitalization Index 7 Day Se podrá invertir el 0%-100% del patrimonio en otras IIC financieras (activo apto), principalmente de gestión tradicional aunque sin descartar las IIC de gestión alternativa, armonizadas o no (máximo 30% en IIC no armonizadas), del grupo o no de la gestora.

Se invertirá, directa o indirectamente, entre el 0%-50% de la exposición total en renta variable de cualquier capitalización y sector, y el resto en activos de renta fija pública y/o privada (incluyendo instrumentos del mercado monetario cotizados o no, líquidos, y hasta un 20% en depósitos).

La exposición a riesgo divisa será 0%-100% de la exposición total. Los emisores/mercados serán de la OCDE o de países emergentes, sin limitación. Las emisiones de renta fija serán de alta, media o baja calidad crediticia, limitándose al 20% de la exposición total la inversión en emisiones de baja calidad (rating inferior a BBB-), incluyendo hasta un 5% en activos sin rating. Los activos tendrán la calidad aqui descrita o, si fuera inferior, un rating mínimo igual al del Reino de España en cada momento.

Para las emisiones en las que se exige calificación mínima, de no tener rating se atenderá al del emisor. La duración media de la cartera de renta fija no está predeterminada. La exposición máxima a riesgo de mercado por derivados es el patrimonio neto. Se podrá invertir más del 35% del patrimonio en valores emitidos o avalados por un Estado miembro de la Unión Europea, una Comunidad Autónoma, una Entidad Local, los Organismos Internacionales de los que España sea miembro y Estados con calificación de solvencia no inferior a la del Reino de España.

Se podrá operar con instrumentos financieros derivados negociados en mercados organizados de derivados con la finalidad de cobertura y de inversión y no negociados en mercados organizados de derivados con la finalidad de cobertura y de inversión. Esta operativa comporta riesgos por la posibilidad de que la cobertura no sea perfecta, por el apalancamiento que conllevan y por la inexistencia de una cámara de compensación.

Se podrá invertir hasta un máximo conjunto del 10% del patrimonio en activos que podrían introducir un mayor riesgo que el resto de las inversiones como consecuencia de sus características, entre otras, de liquidez, tipo de emisor o grado de protección al inversor. En concreto se podrá invertir en:

– Las acciones y activos de renta fija admitidos a negociación en cualquier mercado o sistema de negociación que no tengan características similares a los mercados oficiales españoles o no estén sometidos a regulación o dispongan de otros mecanismos que garanticen su liquidez al menos con la misma frecuencia con la que la IIC inversora atienda los reembolsos. No existen criterios predeterminados en cuanto a la selección de este tipo de activos, que se elegirán discrecionalmente por la Gestora.

– Valores no cotizados, que sean libremente transmisibles, lo cual supone asumir riesgos adicionales respecto a la inversión en valores cotizados, por la inexistencia de un mercado organizado que asegure la liquidez y su valoración conforme a las reglas de mercado.

Noticias Relacionadas: