BCE: Los países que quieren entrar en el euro incumplen criterios legales

BCE: Los países que quieren entrar en el euro incumplen criterios legales

07 junio, 2016
|
Actualizado: 07 junio, 2016 0:00
|

Fráncfort (Alemania), 7 jun.- El Banco Central Europeo (BCE) considera que los países aspirantes a entrar en la zona del euro, Bulgaria, República Checa, Croacia, Hungría, Polonia, Rumanía y Suecia, incumplen «los criterios de convergencia legal» y tienen incompatibilidades respecto a la independencia de sus bancos centrales nacionales.

En el último Informe de Convergencia, publicado hoy, el BCE señala que muchos países han hecho progresos considerables para entrar en la Unión Económica y Monetaria.

Los siete países bajo revisión cumplen con «la mayor parte de los criterios económicos cuantitativos pero ninguno cumple todas las obligaciones establecidas en el Tratado, que incluyen los criterios de convergencia legal», según el BCE.

La entidad monetaria europea hizo hincapié en que es necesaria una convergencia sostenible para adoptar el euro con éxito.

El banco central nacional de un país que quiere entrar en la zona del euro y, por tanto, formar parte del Eurosistema debe cumplir una serie de criterios legales, de requerimientos incluidos en los estatutos del BCE.

«Persisten incompatibilidades respecto a la independencia del banco central, en particular la independencia institucional y financiera del banco central, así como independencia personal», según el BCE.

Además, en todos los bancos bajo revisión, excepto Croacia, hay incompatibilidades respecto a la prohibición de financiación monetaria y la integración legal de sus respectivos bancos centrales en el Eurosistema, apostilló el BCE.

El BCE destaca en el informe que el diferencial de la inflación entre países se ha reducido notablemente, «lo que muestra el progreso que se ha realizado hacia la convergencia en el pasado reciente».

En los últimos doce meses de periodo de referencia, desde mayo de 2015 y hasta abril de 2016, la inflación ha sido muy baja en la UE, principalmente debido a la significativa caída de los precios del petróleo.

Esto se ha reflejado en el valor de referencia del 0,7 % para el criterio de estabilidad de precios, que fue logrado por seis de los siete países, añade el BCE.

El BCE mostró preocupación por la sostenibilidad de la convergencia de inflación a largo plazo en varios países examinados.

También se han producido mejoras en relación con los criterios fiscales.

En 2015 seis de los siete países tuvieron un ratio de déficit fiscal en relación al Producto Interior Bruto (PIB) por debajo del 3 %.

La excepción fue Croacia, que todavía tiene un procedimiento de déficit excesivo.

Respecto a la deuda pública, Croacia y Hungría fueron los únicos países que superaron el ratio del 60 %.

El BCE también dijo que en Suecia, Hungría, Polonia y Rumanía el tipo de cambio mostró un amplio grado de volatilidad en el periodo de dos años.

Los siete países tuvieron tasas de interés a largo plazo por debajo del valor de referencia del 4 %, como ocurrió en 2014.

Pero el BCE advierte de que «el cumplimiento numérico de los criterios de convergencia en un momento dado no es en sí mismo una garantía de una entrada sin problemas en la Unión Económica y Monetaria».

Los países que quieren adoptar el euro deben poder demostrar la sostenibilidad de sus procesos de convergencia.

Por ello, el BCE dice que muchos de estos países necesitan ajustes de sus políticas, especialmente mejoras respecto a los criterios fiscales.

En este sentido, es necesario que apliquen políticas fiscales y de prudencia macroeconómica para prevenir desequilibrios, así como una supervisión adecuada de las instituciones financieras. EFE

Noticias Relacionadas: