Belén Esteban, estrella de los MTV Video Music Awards gracias a un fake

Belén Esteban, estrella de los MTV Video Music Awards gracias a un fake

29 agosto, 2016
|
Actualizado: 29 agosto, 2016 10:11
|
PUBLICIDAD

Belén Esteban casi le roba el protagonismo a Beyoncé, que ha reivindicado su corona de reina absoluta del pop en los MTV Video Music Awards (VMA), donde se llevó cinco galardones, incluido el de mejor vídeo, y protagonizó la actuación más espectacular de la noche.

La cantante estadounidense, en medio de la gira más exitosa de su carrera, confirmó su gran año y brilló por encima del resto de estrellas reunidas en el Madison Square Garden de Nueva York.

Sin embargo, la estrella en Twitter de los premios ha sido Belén Esteban. Un tuitero ha subido a la red social una fotografía falsa de Esteban que cobra miles de euros en televisión mientras periodistas con talento y un título en la mano están en el paro, en el photocall de los famosos premios.

La imagen se ha difundido en las redes sociales y ha conseguido engañar a famosos cantantes estadounidense, como el artista de country Wheeler Walker Jr.

 El cantante norteamericano ha tuiteado «Quién coño es esta que sale en la foto? Por qué le permiten acceder a la ceremonia?».

Los tuiteros de todo el mundo han reaccionado a dicho tuit con mensajes de apoyo y desprecio, hasta tal punto de convertir a Belén esteban en trendig topic mundial.

Otra protagonista (real) de la noche fue Rihanna, que recibió el premio honorífico Michael Jackson Video Vanguard y que fue la encargada de abrir y cerrar la ceremonia con su música.

La cantante originaria de Barbados se subió hasta en cuatro ocasiones al escenario para dar cuenta de muchos de sus temas más conocidos, incluidos «Please Don’t Stop the Music» o «Only Girl (In the World)».

Rihanna brilló especialmente con su última aparición, cuando acompañada de una pequeña orquesta interpretó un popurrí con éxitos como «Stay», «Diamonds» y «Love on the Brain».

Su premio, el último de la noche, lo recibió de manos del rapero Drake, que le dedicó un emotivo discurso y con el que abandonó el escenario agarrada de la mano.

La gran decepción de la gala llevó el nombre de Britney Spears, cuya actuación era una de las más esperadas tras diez años de ausencia de los VMA. Sin embargo, lo que pareció un «playback» no demasiado bien ejecutado gustó a muy pocos y recibió duras críticas en las redes sociales.

Tampoco entusiasmó la aparición del rapero Kanye West, quien tras acaparar el protagonismo con sus ocurrencias en la gala del pasado año, en esta ocasión había recibido cuatro minutos de total libertad sobre el escenario por parte de la organización.

Como hace un año, West no cantó, sino que aprovechó para dar un discurso bastante disperso en el que tocó multitud de temas, desde asuntos serios como la oleada de asesinatos en la ciudad de Chicago a otros más frívolos como sus disputas con Taylor Swift.

El marido de Kim Kardashian presentó además su nuevo vídeo musical, una pieza de alto contenido erótico y con una estética inspirada en películas de los 80 como «Flashdance», protagonizada por la cantante Teyana Taylor y su marido, el jugador de la NBA Iman Shumpert.

 

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD