Blackstone justifica las subidas de alquileres en los pisos de VPO: «Cumplimos la ley»

Blackstone justifica las subidas de alquileres en los pisos de VPO: «Cumplimos la ley»

28 junio, 2018
|
Actualizado: 28 junio, 2018 16:59
|
PUBLICIDAD

Blackstone, uno de los mayores fondos de inversión del mundo y el mayor con horizonte de inversión a largo plazo, ha justificado la subida de los alquileres en viviendas de protección oficial, VPO, tras concluir el contrato. La PAH se ha concentrado en las puertas de la Bolsa de Madrid para protestar contra los fondos buitre.

El fondo ha defendido su inversión en España, al tiempo que ha afirmado que ha ayudado a la recuperación económica con el pago de impuestos. El fondo ha optado este jueves por romper el silencio y niega las acusaciones vertidas en los últimos tiempos contra ellos, como ser responsables de desahuciar inquilinos sin tener en cuenta más allá del dinero.

El fondo está en el disparadero de Podemos desde que aterrizara en España. Claudio Boada, el máximo ejecutivo de la firma en España, ha desmontado con cifras la realidad de la empresa en el país. En la comisión que investiga la crisis financiera en el Congreso, el fondo ha afirmado que ha desahuciado a 21 familias en situación de especial vulnerabilidad, familias, por contra que deberían haberse atendido a través de los servicios sociales.

10 familias desahuciadas de su vivienda de protección oficial en Madrid

De estas 21 familias, 15 corresponden las más de 1.800 viviendas que compró en 2013 a la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) a través de Fidere, y de estas 15, 5 eran okupas. De esta forma, el fondo realmente habría desahuciado a 10 familias en total. Por otro lado, y sobre la compra de viviendas de alquiler social en 2013 al EMVS, ha afirmado que se cumplió la ley con puntos y comas, pese a que numerosos inquilinos aseguraron que Blackstone comenzó a exigir precios elevados por el alquiler. “Cumplimos la ley al punto y a la coma. También se han respetado los contratos de la EMVS, los alquileres protegidos se han respetado hasta el momento en el que vencían los contratos en todos los casos», ha afirmado. Pero una vez expiraban se subieron. «Nosotros venimos a generar riqueza, empleo y cumplir las leyes. Venimos a invertir como en otros países desarrollados», ha sentenciado.

Los seis casos restantes son de Cataluña Banc, ahora en el perímetro de BBVA. El fondo compró con Anticipa más de 24.000 viviendas residenciales antes de la subasta de la entidad financiera y posterior adjudicación por tan solo 1.100 millones de euros a BBVA tras recibir más de 22.000 millones de euros de los contribuyentes.

A juicio del máximo dirigente de Blackstone, la estrategia del fondo antes de llegar al dramático desahucio pasa primero por la negociación con los inquilinos durante el tiempo que haga falta para conseguir que paguen. De esta forma, se buscan soluciones y alternativas, como bajar precios o ampliar los plazos de deuda, entre otros. De hecho, lo ha aplicado en más de 1.000 ocasiones en estos años.

Suicidio en Barcelona en un desahucio

En el caso de Catalunya Banc, del total de préstamos vendidos a Blackstone, unos 40.000, había pendientes 19.600 y en 13.660 llegó a acuerdos en un 60% para la dación en pago. En este sentido, condonó una deuda total de 1.151 millones de euros.

Asimismo, ha asegurado que llegaban a pagar ayudas a los deudores para desalojarles del inmueble. En caso de familias vulnerables, «se llevan a cabo programas de inserción laboral y acompañamiento».

En caso de que los inquilinos no quieran llegar a un acuerdo «se hace una reclamación de cantidades», lamentando el suicidio de un inquilino en Barcelona el pasado día 14 justo cuando entraba la comitiva judicial por la puerta del inmueble. En este caso, el inquilino llevaba 17 meses de impago y se había aplazado el desahucio hasta en dos veces. Blackston tomó posesión de este inmueble el pasado 22 de marzo de 2018 tras comprar Aliseda a Banco Popular.

Según Boada, se llegó a intentar contactar hasta en 17 ocasiones con el inquilino, sin que se llegara a un acuerdo, incluso rechazo tanto la dación en pago como la ayuda por realojo. En definitiva, un “luctuoso suceso que nos apena profundamente”.

 

 

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD