Bruselas no se fía de España: volverá a incumplir el déficit en 2017 y 2018

Bruselas no se fía de España: volverá a incumplir el déficit en 2017 y 2018

11 mayo, 2017
|
Actualizado: 11 mayo, 2017 10:13
|
PUBLICIDAD

La Comisión Europea (CE) no se fía de las cuentas de Cristóbal Montoro ni de las previsiones de Luis de Guindos ha asegurado que incumplirá el déficit este año al situarse una décima por encima del objetivo.

España cerrará el 2017 con un déficit del 3,2% frente al 3,1% pactado, al tiempo que en 2018 el desequilibrio entre ingresos y gastos alcanzará el 2,6%, cuatro décimas superior al 2,2% fijado como objetivo. En cuanto al empleo, el Ejecutivo comunitario estima que la tasa de paro se reducirá al 17,6% este año y al 15,9% el próximo. El Gobierno espera que el paro caiga al 16,6% este año.

Por otro lado, ha incrementado la previsión de crecimiento hasta el 2,8% en 2017 y sube en tres décimas la de 2018, hasta el 2,4%, según sus previsiones macroeconómicas de primavera publicadas este jueves. España cumpliría así la meta de salir de la lista de países con déficit excesivo -por encima del 3 % del PIB- en 2018, tal como se comprometió a hacer con Bruselas.

En su informe, titulado «Crecimiento económico fuerte y equilibrado», la Comisión señala que España está en su cuarto año de expansión económica, que crece por encima de la media de la eurozona y que lo seguirá haciendo en los próximos años, aunque a un ritmo menor.

La revisión al alza responde a la «fuerte actividad» en el primer trimestre, cuando se registró un crecimiento del 0,8% según el Gobierno.

El principal factor de crecimiento seguirá siendo el consumo privado, cuya ralentización se verá compensada con la aportación del sector exterior, según Bruselas.

La CE espera que las exportaciones se aceleren en 2017 y se moderen en 2018, y que las importaciones crezcan siguiendo este mismo patrón, pero a un nivel menor, lo que permitirá que el comercio haga «una contribución positiva al crecimiento».

Por otra parte, la reducción del déficit, desde el 4,4% registrado en 2016, vendrá por la combinación de esta situación macroeconómica positiva con las medidas fiscales adoptadas por el Gobierno junto a los Presupuestos Generales prorrogados, relativas al impuesto de sociedades y las tasas al alcohol y al tabaco.

Bruselas señala, no obstante, que los riesgos por el lado fiscal están relacionados con «la incertidumbre» sobre el impacto de estas medidas fiscales y con la deuda.

La CE prevé que la deuda se reduzca del 99,4% del PIB registrado en 2016 al 99,2% en 2017 y al 98,5% en 2018. Sus estimaciones son más pesimistas que las del Gobierno, que espera rebajarla al 98,8% este año y al 97,6% el próximo. No obstante, la CE señala que el crecimiento del empleo «seguirá siendo fuerte» y prevé que los salarios aumenten moderadamente este año».

La inflación entrará en terreno positivo y pasará del -0,3% de 2016 al 2,0% en 2017 y al 1,4% en 2018, conforme vayan notándose en los precios al consumo los aumentos en los precios de la energía.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD