El bufete Mossack Fonseca: ‘El único crimen que se ha cometido es contra nosotros’

El bufete Mossack Fonseca: ‘El único crimen que se ha cometido es contra nosotros’

13 abril, 2016
|
Actualizado: 13 abril, 2016 0:00
|

El bufete panameño Mossack Fonseca, en el centro de atención desde que saltó el escándalo de los «papeles de Panamá» aseguró hoy que está deseoso y «dispuesto» a colaborar con la Fiscalía del país, que registró sus oficinas, y señaló que «en este caso, el único crimen cometido ha sido en contra» de la firma.

La nueva Fiscalía Segunda Especializada Contra la Delincuencia Organizada de Panamá continúa este miércoles el registro, que inició ayer, en la sede del grupo y sus filiales, y en el Data Center Internacional de la empresa telefónica que brinda soporte informático, según la información oficial.

«Como siempre lo hemos hecho durante casi 40 años, estamos listos, dispuestos y ávidos a cooperar con las autoridades nuevamente en sus más recientes investigaciones, para garantizar que esta situación sea aclarada lo antes posible», expresa la firma en un comunicado «debido a los recientes acontecimientos acaecidos en nuestra oficina de Panamá».

«En este caso, el único crimen cometido ha sido en contra de nosotros. Nuestro sistema fue infringido ilegalmente por personal externo a la empresa».

Mossack Fonseca está en el epicentro de un escándalo mundial por la filtración de millones de sus documentos que han dejado al descubierto empresas y activos opacos de personalidades de diversos ámbitos y abierto sospechas sobre lavado de activos y evasión fiscal.

El escándalo ha arrastrado a Panamá, que afronta una «crisis» por los «mal llamados papeles de Panamá», admitió el martes el presidente, Juan Carlos Varela, tras reiterar que su país no es un paraíso fiscal y pedir a Francia que «reconsidere» es decisión «equivocada» de clasificarle así.

El pasado 3 de abril, cuando comenzó la publicación en medios internacionales de miles de documentos de Mossack Fonseca, la fiscal general de Panamá, Kenia Porcell, anunció el inicio de una investigación para determinar si en territorio panameño se cometió algún hecho punible en relación con el escándalo

El registro iniciado el martes por la fiscalía panameña es el primero dentro de la investigación del caso.

Su objetivo según fuentes oficiales, es «obtener documentación que guarde relación con las informaciones publicadas» sobre la posible utilización de la firma en actividades ilícitas.

La diligencia se desarrolla con el apoyo de Informática Forense del Instituto de Medicina Legal, la sección de Análisis Financiero de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) y la Policía Nacional. ACAN-EFE

Noticias Relacionadas: