Programas del sabado
El Bundesbank carga contra Merkel por imponer límite al pago en efectivo

El Bundesbank carga contra Merkel por imponer límite al pago en efectivo

05 febrero, 2016
|
Actualizado: 05 febrero, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

El banco central alemán (Bundesbank) ha criticado la falta de libertad económica de los alemanes a la hora de pagar por sus bienes y servicios. Alemania quiere imponer un límite de 5.000 euros al pago en efectivo, pero coarta la libertad del ciudadano para elegir la fórmula de pago. En España se vendió el límite del pago en efectivo como una herramienta más para la lucha contra el fraude. Se limitó a 2.500 euros las transacciones en efectivo, pero la medida se encamina a la desaparición del dinero físico en los bolsillos de los ciudadanos.

Weidmann mostró su escepticismo sobre los argumentos esgrimidos para limitar el pago en cash. Una hipotética prohibición a los pagos en efectivo a partir de cantidades dichas mayores no iba a impedir que las redes criminales sigan utilizando esa fórmula.

«Sería fatal que el ciudadano empezara a pensar que se está retirando poco a poco el dinero en efectivo«, ha asegurado el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, en declaraciones que publica hoy el popular diario «Bild».

Weidmann expresa asimismo su escepticismo ante el propósito de imponer un límite de 5.000 euros para operaciones con dinero en efectivo y afirma que «el ciudadano debe decidir por si mismo» como hace sus pagos.

El secretario de Estado de Finanzas, Michael Meister, afirmó esta semana que está en estudio la imposición de un límite a las operaciones en efectivo como medida para luchar contra las fuentes de financiación del terrorismo.

El representante de Finanzas añadió que ello no significa que el Ejecutivo se plantee acabar con el dinero en efectivo, ya que éste seguirá existiendo en el futuro, pero sí establecer un tope, que podría situarse en los 5.000 euros.

El diario «Frankfurter Allgemeine Zeitung» había avanzado unos días atrás que estaba en estudio esa posibilidad, fundamentada en la lucha contra el terrorismo y con el argumento de que el dinero en efectivo es un importante vehículo de financiación de esas redes.

Ya entonces, Weidmann mostró su escepticismo y argumentó que una hipotética prohibición a los pagos en efectivo a partir de cantidades dichas mayores no iba a impedir que las redes criminales sigan utilizando esa fórmula. Los planes del Gobierno han topado asimismo con las críticas del opositor partido Los Verdes se ha criticado tales propósitos, por considerar que tras ello hay un intento por controlar a la población, que vulnera la protección de datos y el derecho a la privacidad.

Noticias Relacionadas: