Caja Rural de Zamora pide incentivos fiscales contra la despoblación

Caja Rural de Zamora pide incentivos fiscales contra la despoblación

Acto de entrega de los premios de la Fundación Científica
28 septiembre, 2019
|
Actualizado: 28 septiembre, 2019 0:22
|

El director general de Caja Rural de Zamora, Cipriano García, pidió hoy a los poderes públicos una “urgente” puesta en marcha de políticas de apoyo con las empresas y entidades “comprometidas con el mundo rural y sus gentes”, incluyendo incentivos y reducciones fiscales a “esta España vaciada que, sin duda, necesita un trato especial”.

García advirtió de un posible “desierto financiero” que “afectará a las zonas más debilitadas” en caso de que no se acometa “con urgencia y vigor” un plan “reconociendo e impulsando la labor de las entidades que permanecemos en nuestros territorios”.

El director general aseguró que Caja Rural “es más que una entidad bancaria”, un motor socioeconómico “imprescindible de anclaje social”, e incidió en la preocupación por el tejido laboral. “Somos de aquí y queremos que nuestra gente se desarrolle y trabaje en nuestra tierra”, rubricó. “Nosotros estamos ofreciendo a la sociedad los mismos avances tecnológicos y de productos que la gran banca. Pero, además, tenemos la sensibilidad y humanidad de mantener todas nuestras oficinas y puntos de atención al cliente abiertas, aunque algunas de ellas, no sean rentables económicamente”, subrayó.

Cipriano García hizo estas declaraciones en el recinto ferial de Ifeza ante más de 1.300 personas durante la gala de entrega de los XXI Premios de la Fundación Caja Rural de Zamora.

El director de la cooperativa de crédito, quien reiteró “la labor de tantas mujeres y hombres que han llenado y llenan con letras de oro la historia de Zamora”, valoró los Premios de la Fundación a la que da nombre la Caja por “suponer el engrandecimiento de los valores máximos de un pueblo: el de Zamora, que quiere resaltar el buen hacer de muchos de nuestros conciudadanos a título individual y de sus organizaciones”.

Al igual que hizo en la gala de entrega de los Premios de la Fundación Caja Rural de 2018, Cipriano García lanzó un mensaje de “optimismo y esperanza” porque “solo desde una actitud proactiva y positiva se pueden hacer realidad las ilusiones y proyectos que nos propongamos” y apostilló: “Sin complejos, sin apreturas, superando nuestras carencias personales y maximizando, unidos, nuestras fortalezas”.

En este contexto, resaltó las “ideas e ilusiones” de la cooperativa de crédito, que “también se apoyan” en las provincias de Orense, León y Valladolid, donde la Caja mantiene una creciente implantación. “Estamos convencidos de lo que hacemos y, por lo tanto, de que esta es la senda correcta para enfrentarnos a los retos del presente y futuro”, aseguró. “La suerte no es solo un elemento casuístico. Las cajas rurales sí sabemos, desde hace muchos años, a qué puerto nos dirigimos. Siempre hemos estado aquí, en los momentos de bonanza y en los de dificultad, porque somos parte inherente de esta sociedad y de esta tierra”, rubricó.

Además, aportó algunas de las cifras que reflejan los resultados de la entidad durante el pasado ejercicio, como un aumento del volumen de negocio del 7,5 por ciento, hasta alcanzar los 3.361 millones de euros, y 600 millones de euros en crédito nuevo a la financiación de empresas y particulares, un 13,5 por ciento más que el año anterior. “El 65 por ciento de los préstamos hipotecarios constituidos en Zamora en 2018 y las ratios de solvencia y eficiencia al máximo nivel nacional, así lo acreditan.

Por otra parte, destacó el “proyecto de dinamización zamorano” emprendido por la Asociación para el Desarrollo Zamora 10 y se dirigió al presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, a quien agradeció su presencia, como muestra de “sensibilidad” con la provincia de Zamora. “Sabemos que conoces a la perfección nuestra situación y lo que representa el proyecto de Zamora 10 y otras iniciativas provinciales hoy para nosotros. Estamos seguros de la respuesta afirmativa y del compromiso que nos habéis transmitido ya, tanto tú, como el Gobierno regional que presides, para desbloquear e impulsar proyectos estratégicos para nuestra tierra, que es la tuya”, señaló.

“Juntos, con vuestra fuerza y nuestro trabajo incansable, seguro que podemos cambiar la tendencia de la despoblación, en un esperanzador futuro que todos los castellanos y leoneses merecemos, y en particular, presidente, esta noble y humilde tierra zamorana”, deseó, además de recordar que, “gracias al empuje” de la Junta de Castilla y León y a la colaboración de las instituciones locales, la Escuela Internacional de Industrias Lácteas “ya es una realidad; incipiente, pero una realidad”.

En este sentido, Cipriano García reconoció públicamente el “apoyo” brindado por el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, para la homologación y puesta en marcha del Máster en Dirección de Industrias Lácteas, así como el impulso al proyecto de cursos de español para estudiantes extranjeros que, “con su compromiso y decisión, se acometerá próximamente en Zamora”.

García apostó por “proponer proyectos concretos” y por “exigir su ejecución sin trabas administrativas que los entorpezcan”, como Monte la Reina, la conexión de la autovía con Portugal, la banda ancha en todo el territorio, la marca Zamora, la Oficina de Inversiones, los cursos de español para extranjeros, la ampliación del polígono industrial de Benavente, los espacios del medio natural en la provincia, los proyectos de dinamización turística, el sector agroalimentario, la cultura y patrimonio, entre otros.

Por su parte, el presidente de Caja Rural de Zamora, Nicanor Santos, afirmó que la Fundación Caja Rural es “una realidad viva y activa, al lado de multitud de proyectos e ilusiones de colectivos de la sociedad a la que pertenecemos” y la calificó de “brazo social” y “apéndice que representa lo que somos: el cooperativismo”.

De este modo, resaltó la “banca de las personas y de los valores” e hizo hincapié en que los valores humanos son “parte fundamental” de lo que representan los más de 49.000 socios de la Caja. “Estamos preocupados por la situación actual, por el impulso que esta parte de España y, en particular, Zamora, necesita con carácter urgente. Aquí hay gente dispuesta y preparada, con ideas e ilusiones, con espíritu y energía”, aseguró. “Aquí hay proyectos concretos que necesitan una puesta en marcha inmediata porque creemos en ellos. Esta caja rural, con una plantilla profesional y entregada, es otro pilar básico del proyecto que representamos”, concluyó.

La hematóloga y experta de reconocido prestigio internacional en mieloma múltiple María Victoria Mateos recibió el Premio Zamorano Ilustre. Precisamente, esta semana recogió el galardón al Compromiso Humano en la gala por el trigésimo aniversario de la Agencia Ical, celebrada el pasado martes en el Centro Cultural Miguel Delibes.

El Premio Zamorano del Año recayó este año en la Subdelegación de Defensa de Zamora, caracterizada por su “arraigo y pertenencia”, cuando cumple un cuarto de siglo.
El de Valores Humanos le correspondió a la Asociación de Esclerosis Múltiple de Zamora, por su “fortaleza en grado máximo al lado de los enfermos y sus familias en la tarea diaria del bienestar”.

El galardón Mundo Rural-Trayectoria, en Florentino Mangas Blanco, por “toda una vida de trabajo y dedicación al mundo agrario y cooperativo, zamorano por excelencia, ejemplo vivo de nuestra esencia y del buen hacer”.

El Premio Cultura fue concedido a la Asociación Peña Flamenca ‘Amigos del Cante’, por su “incansable trabajo” en la divulgación y enseñanza de esa vertiente del arte. Y el del Deporte, para el campeón del mundo de piragüismo Carlos Garrote, protagonista de “una historia de esfuerzo supremo en una trayectoria personal de sacrificio deportivo”

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: