PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Caja Rural incrementa su negocio en León un 11,3%, hasta los 659 millones

Alcanza los 33.000 clientes en la provincia

Caja Rural cerró 2019 con un  volumen de negocio de 659 millones en León -3.690 en el total de la cooperativa de crédito-, lo que supone un incremento de un 11,3 por ciento respecto al año anterior, y concedió nueva financiación a empresas y particulares por importe de 178 millones (702 en el último lustro). Así lo expuso hoy el director general de Caja Rural, Cipriano Díaz, en la presentación del balance de actividad de la entidad en el último ejercicio. 

PUBLICIDAD

La cifra de clientes creció en 2.000 hasta alcanzar los 33.000 en la provincia de León, donde la tasa de morosidad fue de un 2,8 por ciento. La tendencia de crecimiento de Caja Rural se refleja también en la apertura de nuevas oficinas y la próxima en abrirse al público será la de Veguellina de Órbigo, que hará la número 19 de las 20 que se marcó el banco de cooperativa local inicialmente.

Díaz comentó que los datos de 2019 superaron las expectativas y responden a un modelo de cercanía al territorio y al cliente que describió como “tranquilo, solvente y firme. “Si llegamos a estos logros es como consecuencia de una plantilla totalmente implicada” defendió antes de recordar los valores de responsabilidad social que rigen su funcionamiento. “Estos resultados son el fruto de una política de esfuerzo y humildad al servicio de todos”, añadió.

La asamblea general que Caja Rural celebrará en mayo recogerá una subida del 15,5 por ciento de los recursos propios respecto a 2018 hasta una cifra de 231 millones. El ratio de solvencia al acabar 2019 se situó en un 16,8 por ciento, más del doble de nivel exigido y el ratio de eficiencia fue de un 44,1 por ciento; uno de los mejores del sistema financiero de España.

PUBLICIDAD

El beneficio de Caja Rural en 2019 llegó a los 25,1 millones, con un destacable crecimiento de un 25,2 por ciento respecto a 2018. Los recursos gestionados crecieron un 7,7 por ciento y de de fuera de balance un 11,6 por ciento. Actualmente, Caja Rural cuenta con una plantilla global de 291 empleados, una red de 91 puntos de atención, 50.00 socios y 237 cooperativas.

La cercanía y el trato, según destacó el jefe de zona de León, Alejandro Hidalgo, son las señas de identidad que contribuyen a un crecimiento y avance de su modelo de banca cooperativa local, en el que destaca la inversión de un 78 por ciento de los recursos captados en el desarrollo del territorio en le que está implantada la entidad.

Preguntado al respecto, Cipriano Díaz se refirió a la Mesa sobre el futuro de León con cuyos planteamientos, dijo “en lo particular, sintonizamos perfectamente. Somos de Zamora, una zona absolutamente olvidada, igual que vosotros y creo que estos movimientos lo que hacen es una llamada que posiblemente se tenían que haber suscitado antes de llegar a la deriva que hemos llegado, pero me parece absolutamente acertado. Tenemos que procurar defender lo nuestro y que las debilidades que tengamos, desde donde se puedan resolver, hagamos lo posible para que alguien se acuerde y las resuelva. En definitiva, me parece fenomenal y ojalá se consigan los logros que se pretenden, porque creo que efectivamente es necesario”.

PUBLICIDAD