Cajaviva y Fundación Caja Rural conceden una nueva beca para el estudio de Atapuerca

Cajaviva y Fundación Caja Rural conceden una nueva beca para el estudio de Atapuerca

La doctora Cecilia García-Campos analizará los tejidos dentales del Pleistoceno
17 junio, 2021
|
Actualizado: 17 junio, 2021 17:12
|
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Cajaviva y Fundación Caja Rural dan continuidad al estudio sobre la caracterización de los tejidos dentales realizado por la investigadora Cecilia García-Campos gracias a la “Ayuda a la Investigación Cajaviva Fundación Caja Rural Burgos”, de la Fundación Atapuerca. La Doctora Cecilia García-Campos estudia las dimensiones de los tejidos dentales de la dentición anterior de las poblaciones del Pleistoceno de la sierra de Atapuerca, así como de las poblaciones humanas modernas. Mediante modelos tridimensionales de piezas dentales obtenidos por microtac, García-Campos, que desarrolla su línea de investigación en el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), busca explorar la variabilidad presente en las dimensiones del esmalte y la dentina, prestando especial atención al dimorfismo sexual, es decir, a las diferencias presentes entre los individuos masculinos y femeninos dentro de una población.

Una de las conclusiones más relevantes que ha obtenido la investigadora en los trabajos realizados es el descubrimiento de un patrón en las  proporciones de los tejidos dentales de los caninos permanentes que le ha permitido desarrollar una nueva metodología de estimación sexual. Esta nueva metodología se ha empleado con éxito no solo en muestras forenses, sino también en muestras fósiles tales como las halladas en los yacimientos de la Sima de los Huesos o Gran Dolina en la sierra de Atapuerca. En esta etapa posdoctoral, la doctora Cecilia García-Campos ha liderado una línea de investigación que pretende ir más allá de los trabajos realizados en su etapa doctoral y ahondar en el origen de dicho patrón. Esta línea incluye estudios sobre el análisis de los tejidos dentales de poblaciones humanas de diferente origen geográfico; la evaluación del dimorfismo sexual de la dentición decidua o temporal, a través del análisis de la Colección del Ratón Pérez del CENIEH, o el estudio de la
posible covarianza de los patrones histológicos de la dentición decidua y permanente de las poblaciones del Pleistoceno europeo, entre otras.
Con estos trabajos se podrá arrojar luz sobre aspectos como los factores que intervienen en el dimorfismo sexual dental, el patrón histológico de las distintas poblaciones humanas modernas o cómo puede afectar a la hora de seleccionar muestras de comparativa de los estudios taxonómicos en paleoantropología.

Cecilia García-Campos es licenciada en Biología por la Universidad Complutense de Madrid y desarrolló sus estudios de posgrado en la Universidad Autónoma de Madrid realizando el Máster Interuniversitario en Antropología Física: Evolución y Biodiversidad Humana. Desde el 2007 la doctora García-Campos ha colaborado en diferentes excavaciones de ámbito nacional e internacional entre las que se encuentran las campañas de excavación de los yacimientos de Santa Ana y El Millar (Cáceres), El Cerro de Batallones (Madrid), Abric Romaní (Tarragona) o el yacimiento de BK de la Garganta de Olduvai (Tanzania). En 2014 pasó a formar parte del Equipo de Investigación de Atapuerca y del Grupo de Antropología Dental del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH). Entre los años 2014 a 2020, desarrolló su tesis doctoral bajo la dirección de la Dra. María Martinón Torres y el Dr. José María Bermúdez de Castro.

En la actualidad, es investigadora posdoctoral de la Fundación Atapuerca y continua desarrollando su línea de investigación dentro del Grupo de Antropología Dental del CENIEH. Esta no es la primera vez que Cajaviva y Fundación Caja Rural otorgan a Cecilia García-Campos esta Ayuda a la Investigación dirigida a investigadores de doctorado y posdoctorales vinculados a Fundación Atapuerca con la que cada año se pone en valor a estos jóvenes investigadores. En esta ocasión se ha querido dar continuidad al trabajo de la doctora García-Campos concediendo por segundo año consecutivo esta ayuda dotada de 14.000 euros.

Con este tipo de iniciativas Fundación Caja Rural Burgos y su alma mater, Cajaviva Caja Rural, muestran su apoyo decidido por el I+D+i y en este caso por proyectos como el que se lleva a cabo desde Fundación Atapuerca y que sirve como motor de desarrollo del entorno rural al que pertenece.

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD