Camioneros bolivianos suspenden protesta a la espera de diálogo con Gobierno

Camioneros bolivianos suspenden protesta a la espera de diálogo con Gobierno

05 febrero, 2016
|
Actualizado: 05 febrero, 2016 0:00
|

La Paz, 4 feb.- Los transportistas bolivianos dieron hoy una tregua en sus protestas contra la política tributaria del Gobierno del presidente Evo Morales tras un compromiso de las partes para dialogar después del referendo del 21 de febrero para cambiar un artículo de la Constitución sobre mandatos presidenciales.

Después de cinco días de bloqueos en las fronteras y en varias rutas, los dirigentes de la Cámara Boliviana de Transporte Nacional e Internacional anunciaron que decidieron aceptar la oferta del mandatario para dialogar después de esa consulta, dijo a los medios el viceministro de Régimen Interior, Marcelo Elío.

«Ellos van a levantar todas sus medidas de presión para después del 21 de febrero recién ingresar en reunión», señaló Elío.

Horas antes, el presidente Morales pidió una «tregua» a los empresarios del transporte pesado tras recordar que el Gobierno envió al sector una invitación para dialogar.

Elío dijo que hoy no hubo una negociación porque los transportistas mantenían bloqueos en siete de las nueve regiones de Bolivia «y dentro de estas circunstancias y bajo presión no puede haber ningún diálogo».

Agregó que los dirigentes han señalado que los cortes de rutas se levantarán progresivamente en el transcurso de las próximas horas.

La cámara de transportistas agrupa a los propietarios de unas 1.200 empresas que gestionan 17.000 camiones.

Los camioneros reclaman nuevas reglas tributarias para el sector del transporte pesado y exigen que se les permita descargar el pago de tributos con facturas de consumo de todo tipo y no solo las que se refieren a su actividad, como actualmente sucede.

La Policía boliviana realizó a primeras horas del jueves operativos para desbloquear por la fuerza la frontera con Chile y otras carreteras cortadas desde el domingo por grupos de transportistas.

Las autoridades han señalado varias veces que no se puede aceptar la demanda de una reforma tributaria porque implicaría una pérdida para el Estado de unos 71 millones de dólares anuales.

Elío ratificó que en el diálogo se abordarán los puntos planteados por los camioneros que se puedan atender porque hay algunas demandas «que son inatendibles». EFE

Noticias Relacionadas: