Programas del domingo
Campesinos de Guatemala exigen nacionalizar la energía y no más persecuciones

Campesinos de Guatemala exigen nacionalizar la energía y no más persecuciones

10 febrero, 2016
|
Actualizado: 10 febrero, 2016 0:00
|

Guatemala, 10 feb.- Miles de campesinos guatemaltecos realizaron hoy la primera marcha del 2016 para exigir al Congreso y al Gobierno de Jimmy Morales, que lleva menos de un mes en el poder, poner fin a la persecución judicial, mirar por la seguridad alimentaria y nacionalizar la energía.

La marcha, que accedió desde diversos puntos al centro histórico de la capital, en la que causó un caos en el tráfico, fue convocada por la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (Cnoc) y el Comité de Desarrollo Campesino (Codeca).

Al grito de «el pueblo unido, jamás será vencido», los hombres y mujeres llegados de distintos departamentos del interior del país agitaron sus banderas y pancartas, en las que la demanda principal fue que no se persiga a sus dirigentes.

«No somos delincuentes para que nos persigan», argumentaron en su parada a las afueras del Organismo Legislativo, en donde también demandaron la búsqueda de una solución a los conflictos agrarios que existen en Guatemala.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Asuntos Agrarios, hasta diciembre de 2015 se tenían contabilizados 1.476 conflictos en el país.

La disputa por derechos de tierras son el el 67,41 %, por límites territoriales el 3,32 %, por ocupación el 16,53 % y por regularización el 12,74 %.

Según la institución, en los casos están involucrados 1.490.315 habitantes, que representan a 205.530 familias.

Con un frío intenso, los campesinos protestaron por los altos salarios de los empleados del Congreso, mientras ellos en el campo dicen que ganan apenas 50 quetzales diarios (6,53 dólares).

Los dirigentes de Cnoc y Codeca entregaron al presidente del Congreso, Mario Taracena, el pliego de peticiones, que incluye una solicitud de fondos para garantizar la seguridad alimentaria.

Un dirigente de Cnoc, Rafael Chanchavac, dijo a los periodistas que necesitan por lo menos el equivalente a 39,2 millones de dólares para garantizar los alimentos de los campesinos.

Las peticiones campesinas incluyen, además, legislar una reforma agraria, que se eliminen las exenciones de impuestos a las maquilas y que los diputados promuevan una ley para que ya no se persiga ni se criminalice a los dirigentes y defensores de los derechos humanos, que defienden la tierra y los recursos naturales.

Los campesinos también demandan una ley para que se preserven los acuíferos y que se incluyan sanciones a las empresas que contaminen los ríos.

Asimismo, solicitan una normativa para la conservación del empleo, un subsidio para los agricultores y que el salario mínimo, de 358 dólares, se eleve por lo menos al costo de la canasta básica, que en enero pasado llegó a 469 dólares.

Durante la reunión en el Congreso, en la que participaron los jefes de bloque de los partidos representados en ese Organismo del Estado, Taracena dijo que remitirá a las Comisiones de Trabajo que correspondan las peticiones de Cnoc y Codeca para que las evalúen.

El presidente de la Comisión de Pueblos Indígenas del Congreso, Marcos Yax, del Movimiento Progresista (PRO), indicó que la nueva legislatura, que se inició el 14 de enero último, tiene una nueva visión y una voluntad de escuchar las demandas de todos los sectores.

«Respaldamos cualquier iniciativa que beneficie a los pueblos indígenas que han estado en abandono», manifestó el diputado opositor, y comentó que en el Organismo Legislativo están paralizadas desde hace varios años iniciativas en favor de este sector, entre ellas la ley de desarrollo rural integral.

Durante la protesta pacífica, los miles de campesinos también expresaron su rechazo a la emisión de bonos, solicitada por el presidente Jimmy Morales al Congreso, ya que a su juicio se endeudará más a Guatemala.

Exigieron para el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) un presupuesto que garantice la atención adecuada de los pacientes y el abastecimiento de medicinas y equipo.

Para el ejercicio fiscal de este año el Congreso aprobó para esa cartera el equivalente a 714,37 millones de dólares.

Esta ha sido la primera manifestación campesina en el Gobierno de Morales, que tomo posesión el 14 de enero para un periodo de 4 años.

Un dirigente de Codeca, Mauro Vay, advirtió que las medidas de presión se podrían incrementar en los próximos días si las autoridades no atienden a sus demandas.

Mientras se producía esta manifestación multitudinaria, Morales se encontraba de gira en el interior del país, por lo que fue el vicepresidente, Jafeth Cabrera, quien comunicó la postura del Ejecutivo, que según señaló está dispuesto a entablar un diálogo con los grupos sociales para buscar soluciones a sus problemas. EFE

.
Noticias Relacionadas: