Carlson Wagonlit Travel y Barceló renuncian al millonario concurso del CORA

Carlson Wagonlit Travel y Barceló renuncian al millonario concurso del CORA

05 enero, 2018
|
Actualizado: 05 enero, 2018 14:13
|

Carlson Wagonlit Travel (CWT) se ha sumado a Ávoris (Barceló) y ha renunciado a la puja por el contrato centralizado de servicio de agencia de viajes de la Administración General del Estado, conocido como CORA, al detectar «unas carencias muy importantes de información» en el pliego de la licitación.
El concurso del CORA para la prestación de servicios de viajes a los organismos públicos por un período de dos años se publicó en diciembre pasado y el plazo para que las agencias de viajes presentaran sus ofertas finalizó ayer. El valor estimado del contrato, dividido en cinco lotes, es de 285,6 millones de euros y la fecha de su inicio, el próximo 6 de abril de 2018.
CWT ha informado hoy, en un comunicado, de que, tras hacer un análisis minucioso de las condiciones del pliego, ha tomado la decisión de no presentarse al concurso, tal como hizo en la anterior convocatoria.
Según el director general de CWT España, Rafael Sueiro, la falta de información clave, entre otras cosas, «no nos permite medir correctamente la rentabilidad del servicio y, por tanto, hacer una propuesta adecuada y sostenible».
Asimismo, el pliego incluye unas condiciones de tarifas de proveedores que en CWT «no podemos garantizar, ya que se trata de condiciones legítimas del mercado, que son dinámicas y con las que la agencia no puede comprometerse».
Otra de la principales razones para tomar la decisión de no presentarse al concurso de los organismos públicos ha sido «la imposibilidad de proponer soluciones nuevas en línea con nuestra estrategia 3.0, que nos permitan mejorar la productividad en el servicio».
En la misma línea explicó ayer su renuncia Ávoris, que ha decidido no presentar a su división corporativa BCD Travel al concurso ante la falta de información incluida en las plicas y reclamada a la administración por el grupo en diversas ocasiones.

Nos impide presentar una oferta de calidad suficiente por desconocer por lotes el número de servicios

La carencia de esta información «nos impide presentar una oferta de calidad suficiente por desconocer por lotes el número de servicios, así como el desglose nacional e internacional, información que el grupo considera clave, ha señalado el grupo en una nota.
Además, la compañía ha asegurado que, como agencia de viajes no puede garantizar las tarifas de los diferentes proveedores, «ya que estas dependerán siempre de los propios operadores del mercado, actuando en libre competencia, lo que deja a la agencia en una situación muy comprometida ante previsibles cambios de precios».
A ello se suma, un empeoramiento de las plicas en el actual procedimiento, al solicitarse cupos hoteleros en distintas ciudades, tanto de destinos nacionales como internacionales, «sin ningún tipo de compromiso de cumplimiento de los mismos y todo ello por una vigencia de dos años, hecho este que deja a la agencia en una situación de extrema precariedad».
De esta forma, la agencia se ve obligada a asumir como pérdidas las diferencias de tarifas de los operadores, al no depender el precio final de ella misma, lo que hace que el concurso ponga en riesgo claramente a los licitadores, ha puntualizado el grupo mallorquín.
«La formulación actual del concurso obliga a la agencia a realizar el servicio sin seguir lo establecido en el mismo para obtener rentabilidad, lo que va en contra de la política de nuestra compañía», ha añadido Ávoris.
El contrato vigente en la actualidad (hasta el 5 de abril de 2018) se encuentra en manos de Viajes Halcón, la división minorista del grupo turístico Globalia, desde el 6 de abril de 2015, tras varias prórrogas.

Noticias Relacionadas: