Carmena acogerá en un palacio de Tres Cantos a los inmigrantes ilegales que lleguen a Madrid

Carmena acogerá en un palacio de Tres Cantos a los inmigrantes ilegales que lleguen a Madrid

15 agosto, 2018
|
Actualizado: 15 agosto, 2018 15:42
|

El Palacio Valdés de Tres Cantos, una edificación de 3.330 metros, con 300 hectáreas de terreno lindando con el Monte de El Pardo, ha sido habilitado por el Ayuntamiento de Madrid para acoger a los inmigrantes ilegales que llegue a la capital de España.

El palacio pertenece a al Ayuntamiento de Madrid desde 1941. Tiene tres plantas con comedor, biblioteca, talleres, salas de reuniones y piscina. De internado femenino pasó a ser dede de campamentos escolares. Su capcidad es de 100 camas.

El Ayuntamiento de Madrid, dirigido por Manuela Carmena (Ahora Madrid, marca blanca de Podemos), no tiene comptencias en materia de inmigración. Aun así ha estado en los últimos meses preparando centros para la acogida de inmigrantes ilegales que llegan a Madrid y ya varias las instalaciones dedicadas a tal fin.

El Palacete de Tres Cantos lo dirigirá el Comité Español de Ayuda al Refugiado (CEAR), pero no es el único que ha puesto a dispisición de los inmigrantes ilegales el Ayuntamiento de Madrid.

El primer paso de los inmigrantes ilegales que llegan a Madrid es el centro de Arganzuela, gestionado por Cruz Roja y de ahí pasan a otros centros.

De hecho, el Ayuntamiento de Madrid, sin detallar la partida presupuestaria, ha anunciado que va a crear dos centros de acogida más con 200 plazas que gestionarán Cruz Roja y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y con las que se busca dar respuesta a la situación de emergencia humanitaria de los inmigrantes que llegan a las costas españolas.

Estas nuevas plazas se unen al centro cedido a Cruz Roja en Francos Rodríguez, que está en funcionamiento con espacio para entre 50 y 60 personas desde el pasado lunes.

Además, en el mes de agosto también se ha cedido un local en el distrito de Arganzuela que funciona como un primer punto de atención de Cruz Roja donde los migrantes que van a solicitar asilo pueden descansar, ducharse y contactar telefónicamente con sus familias.

A partir del mes de octubre se podrá acoger a otras 100 personas en el antiguo pabellón de agricultura de la Casa de Campo, que se está acondicionando para esta función.

Los recursos se dirigen específicamente a los migrantes que llegan a las costas españolas y que inician un procedimiento para pedir asilo, en el que pueden enfrentarse a una lista de espera de hasta ocho meses, según el consistorio, hasta tener la primera reunión con el Ministerio del Interior y entrar a formar parte de la red de protección estatal.

 

.
Noticias Relacionadas: