Carmena crea una estructura paralela para controlar los barrios

Carmena crea una estructura paralela para controlar los barrios

05 julio, 2016
|
Actualizado: 05 julio, 2016 10:25
|
PUBLICIDAD

El Ayuntamiento de Madrid, dirigido por Manuela Carmena, trabaja en un nuevo modelo de seguridad con «jurados vecinales», a imagen y semejanza de los llamados «colectivos» en Venezuela, auténticos amos de los barrios. Estos grupos tendrán subordinada a los agentes de la Policía municipal y sirven como comisarios políticos, propio de regímenes comunistas.
El plan incluye un gestor de barrio, nombrado por el Ayuntamiento, y de él dependerán los agentes municipales, según señala el documento publicado por El País.
De esta forma, se cambiará la forma de actuar instaurada desde la democracia. Se nombrará la figura de un agente político-policial en cada uno de los barrios, mientras se hará un cuerpo de Policía Comunitaria, una estructura social y judicial paralela a la existente. Asimismo, también existirá «el jurado vecinal», donde se encontrarán víctimas y delincuentes. Lavapiés será el laboratorio de este proyecto.
Así, se dotará de recursos a una estructura que hará las funciones que ya pagan los contribuyentes. seguridad, servicios sociales y judicatura. El Ayuntamiento quitará así competencias a los agentes de la Policía Municipal, mientras que la delegada de Gobierno es la máxima autoridad política en seguridad y depende de La Moncloa. Asimismo, jueces y magistrados son los únicos autorizados para poder investigar y juzgar penalmente a delicuentes.
En el jurado vecinal, «infractores, delincuentes y víctimas tienen la oportunidad de encontrarse con el entorno social donde se cometió la infracción, reconocer su culpa y acordar conjuntamente vías para restaurar el daño hecho a la comunidad», señala el citado diario.
«La comunidad, por su parte, aceptará el reconocimiento de culpa y colaborará para definir una medida adecuada de reparación del daño hecho», continúa.

PP y Policía, en contra del plan de Carmena

Según Ahora Madrid, estos proyectos están implantados en Estados Unidos, Inglaterra y Australia «con gran éxito». No obstante, el portavoz municipal adjunto del PP, Íñigo Henríquez de Luna, y los sindicatos policiales se han mostrado totalmente en contra de la medida. El ‘popular’ tilda de «perverso» el nuevo plan: «No podemos estar de acuerdo con un sistema donde se termina entregando el poder a unas instituciones que no tienen ningún soporte legal», aseguró a EL PAÍS.
«Todo esto lo que genera es un vecino más controlado e indefenso, que ni siquiera sabe cómo se elige a los gestores de barrio o a los integrantes de los jurados vecinales», ha criticado, al tiempo que compara este plan con los «modelos participativos de Venezuela». «La policía tiene que cumplir una función y no es solo la de mediación. También tiene que ser reactiva y luchar contra el delito», ha considerado.
Asimismo, el secretario general del Colectivo Profesional de Policía Municipal, Francisco Torres, también ha rechazado el plan: «¿Qué pretenden con esta nueva estructura? Habrá que recordar al concejal que tenemos un Código Penal, unos jueces y unos fiscales. Con ellos no vale el sermón filosófico y teológico a que nos tiene acostumbrados». «Con estas innovaciones, lo único que van a conseguir es enfadar aún más a los policías y que no sepan qué es lo que tiene que hacer en cada situación», ha considerado.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD