Programas del sabado
Carmena pide por los refugiados mientras desahucian a familias en Madrid

Carmena pide por los refugiados mientras desahucian a familias en Madrid

04 abril, 2018
|
Actualizado: 04 abril, 2018 17:07
|
PUBLICIDAD

Manuela Carmena ha reprochado al Ministerio del Interior su tardanza en dar cita a los cientos de personas demandantes de asilo de las que se ocupa el Consistorio porque el Ministerio «no se hace cargo de ellos», mientras cientos de familias son desahuciadas en Madrid.


Carmena ha expresado esta queja en declaraciones a los periodistas durante su visita al Centro de Día Acogida de Emergencia para personas sin hogar Pinar de San José, que el Ayuntamiento ha adaptado para familias demandantes de asilo a las que el Gobierno central no ha dado cita en algunos casos hasta noviembre.

«El Ministerio del Interior no se hace cargo de ellos y, aunque a nosotros no nos corresponde, el Ayuntamiento no va a dejar a nadie en la calle», ha dicho la alcaldesa, que se las ha «ingeniado» para convertir en centros de acogida dos albergues -uno en Pinar de San José, en Carabanchel, y otro en Vallecas- que hasta ahora cerraban cuando acaba la Campaña del Frío.

Estos últimos meses se han dado dos casos de familias desalojadas de viviendas municipales. Una es una pareja en paro con tres hijos menores y otro bebé en camino que ocupaba desde hace seis meses una vivienda municipal en Moratalaz. La segunda, en Tetuán, en la calle Ofelia Nieto, se trata de una mujer que vive con sus dos hijas y dos nietas, y cuyo desalojo estaba previsto para el 9 de marzo, aunque éste se ha retrasado al día de mañana.

Una de las insignias con las que llegó Carmena a la Alcaldía en mayo de 2015 fue la de parar los desahucios. La alcaldesa se reunió personalmente con algunos de los directores de los principales bancos que operan en Madrid. El objetivo era paralizar los desahucios e incluso adquirir viviendas vacías en manos de estas entidades para alquiler social. Algo con lo que no ha podido cumplir la alcaldía del cambio, tal y como ellos se definían encampaña electoral hace ahora tres años.

Mientras tanto, Carmena se preocupa por los refugiados y los demandantes de asilo. La alcaldesa podemita ha dicho que la tardanza en ser considerados refugiados va a obligar al Consistorio a «hacer todo lo posible para dar a este espacio el aspecto más cercano a un hogar» y además a escolarizar a los niños.

«Tendremos que estudiar, si no nos corresponde hacernos cargo, buscar la manera de poder recibir la indemnización correspondiente», ha dicho la alcaldesa en referencia a los gastos del Ayuntamiento en la atención de estas personas.

El Ayuntamiento negocia sobre este asunto con el Ministerio del Interior. «No hemos encontrado una respuesta, la esperamos con urgencia», se ha quejado la alcaldesa.

La disyuntiva estriba, según ha precisado la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, en que el Gobierno Central no contabiliza como refugiadas a las personas pendientes de tener una cita para tramitar el asilo, que esperan en ocasiones 8 o 9 meses, mientras que el Ayuntamiento entiende que sí lo son.

«Antes las citas las daban en una semana», se ha quejado Marta Higueras, que ha denunciado que mientras se resuelve su situación centenares de personas «están en el limbo».

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD