Carnero insiste en que la nueva PAC respete al agricultor profesional

Carnero insiste en que la nueva PAC respete al agricultor profesional

Dice que hay que demostrar a los jóvenes que se trata de una opción de futuro
06 octubre, 2021
|
Actualizado: 06 octubre, 2021 20:25
|

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, insistió hoy en la defensa de la agricultura profesional dentro del Plan Estratégico que tiene que cerrar el Gobierno antes del 31 de diciembre para la aplicación de la reforma de la PAC y aseguró que es el momento de demostrar a los jóvenes que eligen la agricultura o la ganadería que están apostando por profesiones de futuro de las que se puede vivir.

Carnero, que esta tarde participó en el Consejo Consultivo de Política Agrícola Común presidido por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y que sirvió de preparación para el Consejo de Ministros de la Unión Europea que se celebrará los días 11 y 12 de octubre, adelantó que será en la Conferencia Sectorial, que se celebrará a finales de mes de forma presencial, donde se pueda cerrar al Plan Estratégico.

El consejero recalcó que, tal y como se acordó con las organizaciones profesionales agrarias y con todos los grupos políticos, Castilla y León defiende la agricultura profesional, “ya que es el modelo que tenemos en la Comunidad y la mejor forma de atraer a los jóvenes. En este sentido, Carnero explicó que la postura de la Junta es que “el nuevo pago redistributivo tiene que ir dirigido exclusivamente para los agricultores que viven principalmente de la agricultura, no lo entenderíamos de otra forma”, aseguró el el consejero respecto a esta nueva modalidad de ayuda que detrae ayudas a todos y la redirige a determinados perceptores.

Respecto a la ‘arquitectura medioambiental’, el consejero destacó “nos estaremos equivocando si ofrecemos un paquete de medidas complejas que rompen el trabajo cotidiano del agricultor, debemos facilitar a los agricultores la aplicación de prácticas sostenibles que sean una prolongación de su labor, si son sencillas y remuneradas tendrán éxito y podremos alcanzar todos los retos que se están planteando, porque se mantendrán en el tiempo. Es el modelo que presentamos desde Castilla y León con el Ecoesquema único”.

Respecto a las nuevas orientaciones, ha indicado que las estrategias europeas De la Granja a la Mesa y Biodiversidad responden a los compromisos europeos a corto y medio plazo, pero advirtió que  “cualquier ambición medioambiental no puede ser soportada en su totalidad con la PAC. No olvidemos que la garantía de rentas a nuestros agricultores es la base de esta política europea, lo ha sido y debe seguir siéndolo. En consecuencia, los esfuerzos deben dirigirse fundamentalmente al compromiso económico y social con los agricultores, si conseguimos reforzar estos dos compromisos, con la financiación de la PAC podremos avanzar también en los compromisos medioambientales”.

Por otra parte, Carnero hizo referencia a las normas de comercialización y reclamó que sean “claras y transparentes”, a la vez que indicó que en las etiquetas debe aparecer con nitidez el origen del producto, para que no ocurra con la miel, donde se mezclan producciones de diferentes países. Además, el consejero también argumentó que es coherente reforzar la información en materia de calidad, pero a la vez planteó que hay que hacer un esfuerzo para que el consumidor conozca los estándares de producción tan exigentes de los agricultores de la Unión Europea frente a las exigencias productivas en terceros países. “De no hacerlo, supondrá una enorme desventaja competitiva para nuestro sector agroalimentario”, aseveró.

Por último, sobre el ‘Objetivo 55: cumplimiento del objetivo climático de la UE para 2030 en el camino hacia la neutralidad climática’, consistente en un amplio paquete legislativo global destinado a conseguir que la UE esté en condiciones de reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55 por ciento para 2030, respecto a los niveles de 1990, Carnero aseguró que la agricultura no es el problema para conseguir la neutralidad climática, y si una parte de la solución teniendo en cuenta que todas las superficies agrícolas son sumideros de carbono. “Hay una doble razón que argumenta seguir cultivando: la producción de alimentos y la absorción del carbono de la atmósfera”, sentenció.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: