PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Carriedo cree que la minería tiene futuro aunque no con el carbón

Apuesta por actividades alternativas dentro del sector

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, aseguró hoy en el municipio berciano de Folgoso de la Ribera que la Junta “cree en el futuro de la minería” y apostará por el desarrollo de la actividad minera “muy importante” que ya existe en la Comunidad en ámbitos como los minerales industriales y metálicos o el material de construcción como pizarra, piedras ornamentales o piedras naturales. “Tenemos que ser capaces de transmitir que la minería tiene futuro en Castilla y León”, afirmó el consejero, que presidió el pleno de la Comisión Regional de la Minería y del Patronato de la Fundación Santa Bárbara.

PUBLICIDAD

Al respecto, Fernández Carriedo recordó que la minería del carbón llegó a su final el 31 diciembre del año pasado. “Las comarcas mineras ya no van a poder vivir de la minería del carbón ni de las centrales térmicas”, lamentó el consejero, que anunció que la Comisión aprobó el desarrollo de dos reglamentos para la restauración del medio natural afectado por actividades mineras que permita una mayor sostenibilidad de la minería y para la gestión e inspección de empresas mineras.

En ese sentido, el responsable de Economía criticó que desde algunos ámbitos se ofrezca una “visión negativa del sector” cuando “existe una minería sostenible vinculada al futuro que puede crear empleo y riqueza”. “Nunca ha habido tanta actividad minera en el mundo como hoy día”, aseguró Fernández Carriedo, que remarcó que “un móvil tiene 30 minerales diferentes y muchos podrían conseguirse en la propia Comunidad”.

Al respecto, lamentó que muchas de esas materias primas se extraen actualmente “en lugares donde no se respetan las normativas laborales y ambientales” y confió en que la “labor de pedagogía” llevada a cabo desde las administraciones sirva para lanzar el mensaje de que “la minería de hoy poco tiene que ver con la del siglo pasado”.

PUBLICIDAD

En la misma línea, el director general de Energía y Minas, Alfonso Arroyo, subrayó que cerca de 3.300 personas trabajan en este “sector latente” en Castilla y León y apostó por “crear las condiciones para revitalizar la actividad, tras el cierre de la minería energética y la “parálisis del sector inmobiliario”, que ha afectado a la producción de áridos.

La visita del consejero a las instalaciones de la Fundación Santa Bárbara (FSB) en Folgoso de la Ribera coincide con el 30 aniversario de una institución que desde el año 2015 ha formado a 1.115 alumnos, con tasas de inserción que rondan el 60 por ciento. Este año, en que se han formado 165 personas, la cifra de inserción se incrementó hasta el 72 por ciento, con programas centrados en instalaciones energéticas, extracción y seguridad minera.

Al respecto, Fernández Carriedo destacó la “utilidad” de la FSB y remarcó que “el grado de cualificación que se otorga es querido por muchas empresas” que trabajan en ámbitos como la ingeniería subterránea, las energías renovables, la construcción o la maquinaria pesada. La Fundación complementa esta actividad con los ensayos tecnológicos llevados a cabo para organismos públicos y entidades privadas en materia de explosivos, pirotecnia, ensayos de resistencia al fuego, entre otros, además de ser un centro de referencia en materia de formación en emergencias en túneles y galerías.

Por otro lado, Fernández Carriedo avanzó que, tras participar en más de treinta proyectos europeos de investigación, la FSB impulsa en la actualidad cinco proyectos de investigación relacionados con la construcción subterránea, las energías renovables, la seguridad en túneles y la empresa 4.0 aplicada a la minería del siglo XXI. El consejero confió en que estos proyectos sirvan para asegurar “el futuro de las cuencas”.

PUBLICIDAD

Además, los responsables de la fundación aprobaron iniciar el procedimiento de reclamación por la vía contencioso administrativa al Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón (Irmc) de las cuantías pendientes de las obras de rehabilitación y ampliación del edificio de uso docente e institucional de la Escuela Laboral del Bierzo. En este centro de formación se desarrolla toda la actividad formativa de especialización de alumnos en actividades energéticas y de actividad especializada en minería metálica y extractiva, así como del desarrollo de proyectos de investigación.

En 2011 se firmó un convenio de colaboración específico entre el Irmc y la Junta para la ejecución del proyecto de rehabilitación y reforma del edificio, con un coste de 780.000 euros de los cuales 600.000 fueron anticipados por el Irmc. El resto de la cuantía, que asciende a 180.000 euros, fue adelantada por la FSB y está pendientes de recibir.

Fernández Carriedo aprovechó su presencia ante los medios para criticar los plazos del proceso de transición justa impulsado por el Ejecutivo central. “Estábamos en contra de la finalización temprana del carbón, siempre dijimos que primero tenían que venir las alternativas y luego los cierres”, aseguró el consejero, que lamentó los “planteamiento precipitados” del Ministerio en esta materia.

“Hubiéramos necesitado más tiempo”, defendió el responsable de Economía, que recordó que el cierre acelerado pone en peligro la llegada de fondos europeos para la transición, ya que países como Alemania y Polonia reclaman que sólo se repartan entre países que aún mantengan abiertas sus explotaciones. “Lo que estamos teniendo no es ni transición ni justa”, lamentó Fernández Carriedo.