Carriedo denuncia que el Gobierno negocia el reparto de los recursos de los españoles «en Suiza»

Carriedo denuncia que el Gobierno negocia el reparto de los recursos de los españoles «en Suiza»

19 junio, 2024
|
Actualizado: 19 junio, 2024 13:33
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

M.L.M. / ICAL

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, subrayó hoy en Burgos la posición “clara e inequívoca” de “igualdad” de Castilla y León frente a “los que quieren la singularidad” en la reunión que el Gobierno ha convocado esta tarde en Madrid con las comunidades autónomas para abordar los detalles sobre cómo se desplegará el fondo de resiliencia autonómico dotado con 20.000 millones de euros de los Next Generation que gestionará el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Fernández Carriedo, quien presentó las líneas de apoyo a empresas de la Comunidad que ofrece el Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León (ICECYL), destacó que “estos fondos tienen que llegar a las empresas y tienen que ayudar al crecimiento económico”. En este contexto, recordó que esta conferencia sectorial no se reúne desde hace tres años, desde agosto de 2021.

Así, incidió en que lo que demandan es que haya “igualdad entre todas las comunidades autónomas, e igualdad entre todas las pymes y todas las empresas, sean del territorio que sean, para beneficiarse de estos fondos europeos” y que “esas ayudas lleguen efectivamente a las empresas”. El responsable autonómico precisó que “la igualdad tiene que ser algo especialmente importante en nuestro tiempo”, en alusión al contexto actual en el que se ha puesto encima de la mesa el debate en torno a la “financiación singular de alguna Comunidad autónoma y de los partidos separatistas de esa Comunidad autónoma”.

“La posición es muy clara y muy inequívoca frente a aquellos que quieren la singularidad, que quieren la diferencia, que quieren que primero se negocie los recursos en Suiza de los españoles y lo que sobre se reparte entre los demás, que aquello que reste se reparte entre el resto”, defendió Fernández Carriedo.

Por ello, manifestó que Castilla y León quiere “igualdad” y que se negocie en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera. “Que se negocie de forma multilateral, que se garantice la unidad, la igualdad, la solidaridad entre todos los territorios de España, que tenemos muy claro que los españoles pagan impuestos en función de su capacidad económica y reciben servicios en función de sus necesidades, que nosotros somos capaces de utilizar bien los recursos que se ponen a nuestra disposición y desde ese punto de vista tenemos muy claro que queremos seguir trabajando en esa dirección”, argumentó.

Por ello, indicó que ayer martes catorce comunidades autónomas pedimos la convocatoria urgente del Consejo de Política Fiscal y Financiera “para conocer cuál es la posición del Gobierno en este ámbito, para que se nos informe y para avanzar todos juntos para alcanzar un acuerdo” y “no que este acuerdo se consiga en Suiza solo con partidos separatistas y luego lo que sobre se redistribuya entre el resto de los españoles”.

El consejero de Economía y hacienda consideró que “no nos parece el mecanismo más adecuado” y por eso, dijo, “reconvenimos a que todo esto se redireccione para trabajar juntos para que el reparto sea justo, equilibrado y en condiciones de igualdad entre todos los españoles”. Además, manifestó que “no sabemos muy bien lo que quiere el Gobierno”.

Al parecer, expuso, “lo que está planteando es una negociación a la carta en Suiza con los partidos separatistas y ahí hay una dotación de fondos concretos para esa financiación y lo que sobre después de esa financiación se reparta entre el resto de las comunidades autónomas no parece el camino más adecuado”.

“Nosotros somos muy exigentes en pedir igualdad y en pedir solidaridad entre todos los territorios porque al final esto no puede ser en que los recursos se distribuyan primero entre algunos que no creen en el proyecto común de España y lo que sobre se distribuye entre los demás”, aseveró Fernández Carriedo.

En este sentido, confió en que el Gobierno “se dé cuenta de que no puede seguir actuando como hasta ahora” y que “no puede hacer solo reuniones bilaterales con partidos separatistas” y que “lo que es de todos se tiene que negociar entre todos”. “Al final los territorios no son los que pagan impuestos sino que son los ciudadanos y, al final, tenemos que pagar impuestos en función de nuestra capacidad económica y tenemos que recibir servicios en función de nuestras necesidades”, insistió.

En esta línea, aseguró que Castilla y León “está demostrando gestionar bien estos servicios públicos”, tras recordar los datos nuevos de la actividad en torno a la reforma de PISA que avalan que la Comunidad gestiona bien la educación. También agregó que lo mismo ocurre con la dependencia y el sistema sanitario. “Y esto es algo que queremos seguir haciendo pero para eso tenemos que seguir garantizando la igualdad entre todos los españoles residan donde residan”, exclamó.

Infrafinanciación muy evidente”

Carlos Fernández Carriedo reiteró que la posición que se toma en la Junta de Castilla y León es que “la financiación que nos llega del sistema de financiación de las entregas a cuenta ni siquiera cubre el coste de lo que estamos destinando hoy a sanidad, a educación y a servicios sociales”. “Si suman las tres Consejerías, sin entrar en el resto, verán que lo que invertimos que lo que destinamos a esos servicios públicos es más de lo que nos aporta como entregas a cuenta el sistema de financiación autonómica; por tanto, tenemos una infrafinanciación muy evidente”, lamentó.

Según expuso, “esta infrafinanciación la tenemos la mayor parte de las comunidades autónomas” y argumentó que “lo que no tiene ninguna lógica es que al final esto se negocie solo con una comunidad autónoma y no se solucionen los problemas de todos en términos de igualdad”. “Lo que estamos pidiendo es que esto se solucione entre todos”, insistió.

De esta forma, afirmó que “el sistema de financiación autonómica en España está caducado desde hace diez años” y agregó que “caducó en el año 2014 y estamos en el año 2024” por lo que lamentó que “se aborde esta reforma solo a instancias y a las necesidades de la permanencia del presidente del Gobierno de España no es la más adecuada” ya que “tendría que verse el interés general de todos los españoles y no solo de dos españoles”.

Noticias Relacionadas: