Carriedo lamenta la «inestabilidad e inquietud» que genera pensar en subida de impuestos

Carriedo lamenta la «inestabilidad e inquietud» que genera pensar en subida de impuestos

El consejero de Economía recuerda las deducciones fiscales planteadas por la Junta
10 mayo, 2021
|
Actualizado: 10 mayo, 2021 17:13
|
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, consideró hoy en Valladolid que hablar de subida de impuestos genera inquietud y falta de seguridad y estabilidad, tras recordar que la inversión requiere de confianza.  Frente al planteamiento del Gobierno central, contrapuso las políticas de la Junta de Castilla y León, que ha aprobado deducciones especiales para el mundo rural para la adquisición de bienes inmuebles vinculadas a actividades económicas y la supresión del impuesto de donaciones y sucesiones entre familiares directos, que entra en vigor hoy.

Fernández Carriedo reiteró que la subida de impuestos que ha planteado el Gobierno de España ante la Unión Europea, entre las reformas vinculadas a la obtención de los fondos europeos, perjudican de forma «muy especial» al conjunto de los ciudadanos sino, sobre todo, a Castilla y León por el peso del mundo rural y al ser un territorio extenso. Entre ellos citó, la propuesta para obligar a pagar por el tránsito por las carreteras de gran capacidad.

Unos tributos que se suman a los aprobados hace unos meses como el impuesto sobre las bebidas azucaradas, con un impacto «relevante» para una comunidad que produce el 85 por ciento del azúcar de España, sin olvidar el perjuicio para el sector del automóvil con la subida del impuesto de matriculación y ahora con la previsión de gravar más el diésel.

Antes de participar en la reunión con representantes de la Plataforma del Tercer Sector Social de Castilla y León para analizar su participación en los Fondos de Nueva Generación de la Unión Europea, también se refirió al impacto entre las clases medias del anuncio de la liquidación de las reducciones fiscales en la tributación conjunta.

«Es el peor momento para subir impuestos por que tenemos muchas familias, autónomos y pymes con dificultades para salir adelante por la crisis de la pandemia», sentenció. Por otro lado, Fernández Carriedo negó, según declaraciones recogidas por la Agencia Ical, que la subida de impuestos traiga consigo un incremento de la recaudación ni tampoco a la inversa. Puso el ejemplo de Castilla y León, que ha apostado por una fiscalidad baja sin que ello suponga bajar la alta calidad de los servicios públicos y se mantiene un bajo nivel de endeudamiento, además de una tasa de paro por debajo de la media nacional.

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD