Las cartas de tres niños españoles que el papa leyó aunque no se publicaron

Las cartas de tres niños españoles que el papa leyó aunque no se publicaron

23 marzo, 2016
|
Actualizado: 23 marzo, 2016 0:00
|

Cristina Cabrejas

Ciudad del Vaticano, 23 mar.- Los dibujos y las cartas de tres niños españoles se quedaron en el tintero y nunca fueron publicadas en el libro «Querido Papa Francisco», pero el pontífice argentino quiso leerlas y para ellos es ya mucho.

De las 259 cartas seleccionadas de 26 países y escritas en 14 idiomas, sólo se publicaron 30 y estas y las respuestas a cada una de ellas del papa integran el libro «Querido Papa Francisco», publicado recientemente en España por la editorial Mensajero, de la compañía de Jesús.

Aunque no todas tuvieron cabida en este libro, publicado en Estados Unidos, Italia, Argentina, Chile, Ecuador, Bolivia, Uruguay y Paraguay, Francisco pidió recibirlas todas y leerlas, aseguró hoy la editorial.

Entre ellas las de Lara Marcos, Lucía Zancada y Juan Moral, tres alumnos del colegio San Agustín de Valladolid.

Los tres también recibieron como obsequio un ejemplar del libro de parte de Loyola Press, la editorial impulsora del proyecto, y se les comunicó que Francisco leyó sus cartas.

«¿Cuál fue tu cumpleaños favorito?», era al pregunta que hizo Juan al papa; «¿Qué se siente al ser Papa?», escribió Lara; «¿Cómo se llamaba tu profe de 1º?», interrogó Lucía, según un vídeo que ha distribuido la casa editorial «Mensajero».

«La idea es que se pusiera contento cuando leyera mi pregunta al pensar en su infancia y sus viejos tiempos», explicó Juan, según comunicó hoy la editorial.

Elaboraron las misivas en clase de Educación Primaria y sus cartas fueron seleccionadas entre 75 en total para viajar al proceso de selección que se tuvo en Chicago y de allí llegaron al papa.

«Mi madre está muy orgullosa», aseguró Lucía, al igual que Lara que comentó que sus padres «están muy orgullosos de que haya hecho una carta tan buena y que la haya leído».

En el libro, Francisco responde a las preguntas de todo tipo de los niños cómo «por qué sufren los niños» o «cómo Jesús caminó sobre las aguas».

Los niños interrogan al papa sobre algunas de las realidades dolorosas que les rodean, como Michael, de Nigeria, que le pregunta cómo acabar con las guerras.

«Yo no puedo resolver los conflictos del mundo, pero tú y yo podemos probar a hacer de esta tierra un mundo mejor. Hay que convencer a todos que el modo mejor para ganar una guerra es no hacerla. No es fácil. Lo sé. Pero lo intento. Inténtalo tú también», señala el pontífice.

También aparece el papa más humano, el que cuenta que le encanta el fútbol pero que nunca ha aprendido a jugar bien, y cómo le gusta ver los partidos porque el juego en equipo es un ejemplo sobre cómo «tendría que ser la Iglesia».

O la historia de por qué cuando era pequeño quería ser carnicero: «Iba con mi abuela al mercado y había un carnicero que era muy simpático conmigo. Era grande y gordo y tenía un delantal largo con un bolsillo grande delante. Cuando mi abuela pagaba, él metía las manos en el bolsillo grande. Estaba lleno de dinero y daba el cambio a la abuela. Yo pensaba que era un hombre muy rico», revela.

El mes pasado, Francisco recibió en el Vaticano a un grupo de estos niños. EFE

Noticias Relacionadas: