Casado defiende la contundencia de las medidas contra la pandemia en Valladolid y Salamanca

Casado defiende la contundencia de las medidas contra la pandemia en Valladolid y Salamanca

La consejera, que habló con Puente, dice que el alcalde puede hacer "lo que considere"
02 septiembre, 2020
|
Actualizado: 02 septiembre, 2020 16:58
|

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, defendió este miércoles, 2 de septiembre, la “contundencia” de las medidas preventivas aprobadas ayer en Consejo de Gobierno para las ciudades de Salamanca y Valladolid como forma de frenar la expansión del coronavirus COVID-19 en las últimas fechas, si bien aseguró que respeta que el alcalde de la capital vallisoletana, Óscar Puente, haga “lo que le parezca oportuno”.

“Tiene todo el derecho de hacer lo que considere que tiene que hacer”, aseguró Casado, quien no obstante reveló que habló con Puente durante el Consejo de Gobierno de ayer para transmitirle la decisión de la Junta y ofrecerle una explicación de las medidas a lo largo del día de hoy, como ha hecho con el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo.

“Pero estoy aquí y no allí”, señaló Casado, aludiendo a la negativa de Puente a mantener esa reunión, y afirmando que “cada uno tiene sus perspectivas, pero cuando tienes ya más de 100 ingresos en los dos hospitales de Valladolid, con una propagación tan importante, creo que hay que tomar decisiones”.

En ese sentido, respaldó la decisión de la Junta con la opinión deslizada esta mañana por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una entrevista en la que afirmó que “no le parece adecuado que se rebatan medidas en la situación actual de incidencia acumulada”, y recordó que el ministro “sabe porqué tomamos la decisión, y si algo nos ha dicho muchas veces es que, cuando tengamos dudas de que algo no se está haciendo bien, seamos contundentes”.

Por ello, y en contraposición a la actitud de Puente, Casado agradeció al alcalde de Salamanca su “actitud tan proactiva y de colaboración, imprescindible en los momentos que estamos viviendo”, al proceder de un ayuntamiento, que la consejera de Sanidad calificó como “la institución que más cerca está de las personas” y donde en Salamanca “han sido valientes en el cierre de peñas o en la clausura de espacios socioculturales, siendo prudentes y no lanzándose a poner en marcha eventos sabiendo cómo iba la situación epidemiológica”.

Una situación que en Salamanca “empezó a empeorar en la segunda quincena del mes de agosto” y por cuyos datos de incidencia acumulada, que es de 17,6 casos por cada 1.000 habitantes frente a los 9,4 de la semana anterior, se tomó la decisión de implantar las medidas preventivas.

Y es que, como señaló la consejera de Sanidad, “este aumento de la incidencia acumulada, y la aparición de brotes, se ha traducido en 599 positivos nuevos, 389 de ellos en Salamanca capital”, donde además preocupan las zonas básicas de salud de Garrido Sur, Garrido Norte, La Alamedilla y Elena Ginel, frente a las zonas rurales que “no presentan ningún brote llamativo y donde hay una situación contenida”.

No obstante, y pese a que la incidencia es mayor en algunos barrios de la capital, Casado consideró que “confinar barrios en una ciudad es muy difícil” por la “dificultad para cumplir por la cantidad de calles y porque todos los barrios tienen mucha relación”. En cualquier caso, la consejera de Sanidad no descartó tomar alguna decisión al respecto “en siete días”, si bien “a día de hoy, esta decisión es suficiente”.

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: