PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Casado exige a Sánchez que elija entre la Ley y los violentos

Recuerda los pactos del PSOE con los independentistas en diputaciones y ayuntamientos

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, exigió hoy al PSOE que “rompa” los 40 acuerdos con los independentistas que tiene en ayuntamientos y diputaciones catalanas y en otras instituciones y se posicione “con la ley y con la democracia o con los violentos” que están “amenazando” Cataluña.

PUBLICIDAD

“Rompan con aquellos que jalean la violencia”, pidió Pablo Casado durante su intervención en el acto inaugural de la XXV Intermunicipal del PP que se celebra este sábado en Valladolid, lo que levantó los aplausos del cerca de medio millar de asistentes que se pusieron en pie para respaldar las palabras del presidente ‘popular’, y que culminaron con un ‘Viva España’ que fue jaleado por todo el auditorio.

Casado reconoció estar “preocupado” por la situación que se está viviendo en Cataluña. “Nos duele Cataluña”, reconoció, y estimó que “no se puede esperar un minuto más” para establecer “un orden en las calles de Cataluña”, algo que pidió que se haga “con proporcionalidad, pero con eficacia y firmeza”, señaló. “Si ahora pedimos que se aplique la Ley de Seguridad Nacional es que Cataluña no puede esperar más tiempo a que se apliquen los medios que haga falta”, recalcó.

Ante esta situación “preocupante” Casado insistió en que no se puede esperar “ni un minuto más” para establecer el orden en las calles de Cataluña después de cinco días de disturbios. Después de que el PP esté siendo “leal y responsables” y atendiendo al llamamiento a la unidad de los partidos constitucionalistas que ha hecho el Gobierno en funciones, como líder de la oposición y como candidato del partido que es “la única alternativa del Gobierno al PSOE”, Casado envió un aviso “urgente” a Pedro Sánchez para que se restablezca el orden y la ley “de inmediato” en Cataluña. “Es imprescindible que la convivencia de los ciudadanos de bien en Cataluña esté garantizada”, reclamó.

PUBLICIDAD

“Cuando una minoría violenta ataca las infraestructuras críticas de un Estado, no es momento para exigir silencio” sino que lo que hay que pedir es “orden” y llamar “al cumplimiento de la ley y la constitución”. Por todo ello, y ante el “miedo” que viven los catalanes en sus casas, Casado estimó que lo primero que tendría que hacer el Gobierno en funciones es “romper” cualquier tipo de acuerdo y ponerse “al frente de la situación”, además de “restaurar los mínimos criterios de seguridad y cumplimiento de la ley en Cataluña”, señaló.

Sin entrar a valorar los motivos por los que Pedro Sánchez no ha tomado esta determinación en las diferentes instituciones en las que gobiernan con el respaldo de los grupos independentistas, lamentó que se lleve muchas décadas “jugando al ratón y al gato” sobre quién es el que apela al apaciguamiento y quién pide mano dura. “Lo que queremos en Cataluña es ley y orden, legalidad y convivencia”, pidió Pablo Casado, quien estimó que esta postura no quiere decir que se esté “alejado de la moderación”.

En este sentido, Casado consideró que lo que necesita España es un partido “que tenga la determinación de mirar a la gente en Cataluña y decirles que no les va a fallar” y a quien no le “tiemblen las piernas” a la hora de aplicar la ley “de forma inmediata” porque “no cabe el desamparo”. También insistió en que no se puede ir “cuatro pasos por detrás” sino adelantarse e ir “un paso por delante” para evitar que haya efectivos policiales replegándose en Cataluña, 80 miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad hospitalizados y a Torra al frente de los Mossos, que tienen “mandos políticos irresponsables que no merecen”.

Al margen de las intervenciones inmediatas y de la ruptura de acuerdos, Casado llamó a la actuación de la Fiscalía que “tiene que estar ya actuando de oficio” porque “tiene el “Código Penal a su disposición” para llevar ante los tribunales “a esos jóvenes que practican la kale borroka”, declaró. “Hay que enviar ya el requerimiento de cumplimiento de las obligaciones legales y constitucionales de Torra, porque no puede estar cortando carreteras y alentando la violencia quien tiene la máxima representatividad del Estado en Cataluña”, añadió.

PUBLICIDAD

Sin querer entrar en comparaciones, Casado recordó como el PP acabó a finales de la década de los 90 del siglo pasado con la ‘kale borroka’ en el País Vasco, algo que puntualizó que hizo “con la ley, solo con la ley, pero con toda la ley a nuestra disposición”, además de que se legisló para contar con “todos los mecanismos disponibles”. “No tengo por qué ver las imágenes de Barcelona ardiendo, la Seat paralizada porque no se garantiza la seguridad o la Sagrada Familia cerrada porque ni los guías pueden garantizar la actuación de los turistas si no hay una actuación policial a la altura de las circunstancias.

En alusión a la Cataluña del futuro en la que rechazó que se repitan hechos como los de estos días, Casado abogó por “legislar para reforzar el Estado de Derecho”, poner fin a la propaganda, el adoctrinamiento y modificar la euroorden para que el expresidente Carles Puigdemont “no tenga la satisfacción de que un juzgado belga ponga en jaque lo que dice el máximo órgano judicial de España”.

Al margen de la legislación “de forma urgente”, Casado envió un mensaje “de confianza y tranquilidad” a los catalanes, además de a aquellas personas que “han salido a comprar el pan y han tenido que saltar de adoquín en adoquín por la batalla campal de las últimas cinco noches” o a las personas “desamparadas” que se preguntan “dónde está el Estado y quién responde a estas movilizaciones y desafíos de los políticos independentistas”.

Por ello, Casado garantizó que el PP estará “a la altura” porque el Estado de Derecho “prevalece y siempre se abre paso”, aunque para ello apostilló que se necesita una política “eficaz, con altura de miras y que piense en las futuras generaciones” para que estas puedan decir que no van a vivir en una Cataluña “independiente” porque el resto de España “no podría soportarlo” ya que Cataluña es “una tierra maravillosa que ha asombrado al mundo”. “Aquí admiramos a Cataluña, la que algunos han destrozado y que nos comprometemos aquí a recuperar con nuestro esfuerzo, con el apoyo a quienes lo pasan mal, con la ley, con la Constitución y con España entera”, sentenció.