Casado pide el voto contra los que «negocian con los asesinos»

Casado pide el voto contra los que «negocian con los asesinos»

11 febrero, 2022
|
Actualizado: 11 febrero, 2022 21:33
|

El presidente nacional del PP, Pablo Casado, advirtió hoy de que el próximo domingo en las urnas de Castilla y León se pone en juego “la dignidad democrática para decir no a un partido que negocia con los asesinos de los mártires de la libertad”, con fuerzas que “chantajean” al estado para lograr beneficios penitenciarios” para etarras como Antonio López Ruiz, alias Kubati, que cometió 13 crímenes y fue investigado por el homicidio de dos guardias civiles en 1986.

Casado clausuró el mitín de cierre de campaña del candidato a la Presidencia de la Junta del PP, Alfonso Fernández Mañueco, en la Feria de Valladolid, donde estaba el diputado burgalés del PP Jaime Mateu, hermano de uno de esos agentes asesinados, que subió al escenario para abrazarse con el dirigente popular, y hacer lo mismo con el presidente de la Junta, ante los aplausos de los 3.000 asistentes al acto.

Pablo Casado arremetió una y otra vez contra el Gobierno de Pedro Sánchez en un acto junto a los presidentes de los populares y de las autonomías de Galicia, Alberto Núñez Feijoo; y Madrid, Isabel Díaz Ayuso; y la intervención por vídeo del murciano, Fernando López Miras, y el andaluz, Juanma Moreno. El máximo dirigente del PP lamentó que Sánchez siga en La Moncloa a cambio de beneficios penitenciarios para ese “sinvergüenza asesino” y ensalzó a Mateu como la “imagen de la dignidad frente a Sánchez, Bildu y Otegui”.

Casado exigió la dimisión o el cese inmediato del ministro Fernando Grande-Marlaska y se preguntó en qué lugar del mundo se entendería que su presidente pactara con asesinos. “No se les puede votar mientras pacten con asesinos, niños, mujeres embarazas y 900 mártires de la libertad, eso esta en juego”, espetó.

Frente al PSOE, incidió en que el PP es la alternativa “moderada y sensata” y advirtió de que quien quiera un gobierno del PP “solo puede votar al PP”. “Que no os engañen con carambolas, ni señuelos, no hay más alternativa, ni experimentos, o PP o sanchismo, o PP o la ruina, o PP o los socios de bildu y Ezquerra; o el PP o el caos”.

Así, apeló a llenar la urnas este domingo para ganar las elecciones, y ensalzó el bagaje del candidato Mañueco como concejal, alcalde, consejero y presidente de la Junta. Casado cargó en este sentido, contra las ‘fake news’ y defendió que el PP “va a ganar las elecciones y va a gobernar” y “quien va a perder va a ser Sánchez y el partido sanchista”. “Cuanta manipulación se ve por la calle”, dijo.

Orgulloso

Pablo Casado se mostró “orgulloso” de ser castellano y leonés y palentino y de “dejarse la piel” por esta tierra, en la que “no nos creemos más que nadie” pero en la que “tampoco nos dejamos despreciar por este gobierno”.

En este sentido, ensalzó el “marcado acento” de los castellanos y leoneses de “honestidad y humildad” de “cercanía” y de “mirar a la gente a los ojos para ayudarles”. Casado fue más allá en su exaltación de la Comunidad, y constató que Castilla y León es “la cuna de la nación española, lo es desde hace cinco siglos y lo seguirá siendo a pesar de Tudanca, Sánchez, separatistas, independentistas y los que quieren destruir España”.

El presidente del PP también afirmó que Castilla y León es la “cuna de la hispanidad”, “mal que le pese”, dijo, al presidente de México, y “a los podemitas que apoyan a dictadores bananeros que asesinan torturan y violan” .

Casado mostró “sin complejos” el “orgullo de ser españoles” y también puso de relieve que León es la cuna del parlamentarismo, “sin los pucherazos y las agresiones institucionales” de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y “banda socialista” para aprobar una reforma “fuera de la mayoría legítima” de la cámara o los repartos “a dedo” de las ayudas de la solidaridad europea.

Asimismo, en su repaso histórico, indicó que gredos, en Ávila, fue la “cuna” de la Constitución con Adolfo Suárez, y sentenció que no permitirán “revisionismos históricos” para enfrentar a las nuevas generaciones. “Viva la Constitución, la democracia y el abrazo fraterno de los españoles, que nadie lo desaga por un puñado de votos”, gritó.

En resumen, dijo, “casi nada para ser una tierra sin identidad y maltratada” por un presidente que llega “de turismo en su Falcón o en helicóptero” y que “no ha pisado cuatro provincias, Palencia, Ávila, Salamanca y Segovia, dijo, en las que “nadie debería votarlo”. “Qué mínimo de venir a las nueve provincias”, se preguntó.

Miedo a pisar la calle

Pablo Casado señaló que Pedro Sánchez “tiene miedo a pisar la calle, porque le insultan y le pitan porque ha despreciado a España” y afirmó que en su partido “pisan la calle, con ganaderos, agricultores, industria, porque conocemos la tierra” y van a estar “con los sectores”.

El dirigente popular repitió que el PSOE “maltrata a Castilla y León”, una autonomía que depende del sector primario, a cuyos profesionales el gobierno llama “esclavistas”, acusa a los ganaderos de “maltratar” a los animales, y permite al lobo que se coma su ganado. “Que vengan los burócartas a ver a esa gente cuando se levanta a las cinco de la mañana”, reprochó.

En materia industrial, criticó los “palos en la rueda” que pone el Ejecutivo al sector del motor, con impuestos a la matriculación, al diésel y a la gasolina, y trasladó que están hartos de que oculte que “van a poner peajes en todas las autovías”. “Lo iban a hacer el 1 de enero, pero lo retiraron por la convocatoria electoral”, afirmó.

Asimismo, denunció que el Gobierno llegue “ahora” a hablar de despoblación, cuando “no apuesta por la maternidad, por los consultorios, por las escuelas abiertas con tres chavales, por la caza o la pesca y por los regadíos”. “Esto es todo lo que ataca Sánchez”, dijo.

Así, insistió en que Castilla y León “se juega el futuro” porque “no hay una alternativa más allá de Alfonso Fernández Mañueco o lo que representa Sánchez”, subasta cantonalistas de presupuestos, alzas de impuestos, degradación institucional, uso del CIS y el BOE y preguntas en el parlamento frente al candidato popular, o reparto del doble de fondos de la UE a sus alcaldes y diputaciones. Aseveró que en la línea con Tudanca, que ya ha pactado con los sindicatos recuperar el impuesto de Sucesiones y Donaciones que eliminó Mañueco.

Frente a esto, el PP, defendió, da soluciones a los problemas que crean los “radicales” porque es el partido del “si a la unidad de España y a las autonomías, frente al chantaje secesionista”, del sí a Europa, a la Constitución, a la concordia y la reconciliación y al prestigio internacional.

Un partido, prosiguió, que apuesta por las instituciones fuertes, “no al servicio de Sánchez”, y por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y por las víctimas del terrorismo.

Casado destacó además que el PP es el partido del sí al empleo, a la flexibilidad laboral, frente a reformas que arruinan el campo o la industria automovilística; del sí a la bajada de impuestos y el “no a la bancarrota que nos fríe a impuestos para pagar 23 ministerios y los pactos nacionalistas”.

El PP, continuó, en el partido del sí “a las clases medias y trabajadores”, frente a las subidas de la luz por el cierre de las térmicas y las nucleares; el del sí a la educación en castellano y los centros concertados, porque “los niños son de sus padres”; y el del sí a una sanidad de calidad y ala dignidad de reconocer a las víctimas del coronavirus.

Pablo Casado siguió pidiendo el voto para el PP por que es el partido del sí a la vivienda “sin ocupas”. “Los ocupas a la calle en 12 horas”, y sin complejos, el del sí a la maternidad, la conciliación y la familia, el parido de los mayores, para que no se juegue con su pensión, y el de los jóvenes. “

“El del sí a Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora, el del si a España; vamos a ganar y vamos a gobernar por nuestros hijos y por el futuro del mejor país del mundo”, concluyó.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: