Qué hacer en caso de que Hacienda no me devuelva

Qué hacer en caso de que Hacienda no me devuelva

02 enero, 2018
|
Actualizado: 02 enero, 2018 12:40
|
PUBLICIDAD

La Agencia Tributaria ha transferido el 96,9% del total de las devoluciones correspondientes a la Declaración de la Renta 2016, es decir, ha dado respuesta positiva a más de 13,618 millones de declarantes en el IRPF. En total, 9.319 millones de euros.
En esta campaña de la Renta 2016 se han registrado un total de 19,728 millones de declaraciones, un 1% más respecto al pasado año. No obstante, hay numerosos contribuyentes, hasta cerca de 420.000 contribuyentes que aún tienen pendientes la devolución de Hacienda, que tenía hasta el 31 de diciembre para dar el veredicto sin tener que abonar los tipos de intereses de demora.
La reducción en los importes devueltos es más significativa en el caso de Cantabria, porque se sitúa en el 14,31%, así como en Madrid (del 12,5%) y Cataluña (del 11,66%). Por Comunidades Autónomas, hay una bajada generalizada tanto en declaraciones pagadas como en importes devueltos.
El número de declaraciones pagadas sólo aumentó en Andalucía y lo hizo el 0,14%, aunque ese incremento no tuvo correspondencia en las cantidades abonadas, que mermaron el 3,26%. Respecto a los importes, únicamente repuntaron en Navarra, donde, pese a que se pagaron el 4,82% menos de declaraciones que hace un año, la cantidad devuelta fue el 3,96% superior a entonces. Navarra y el País Vasco gestionan los impuestos mediante sus haciendas forales, de manera que las declaraciones presentadas a través de la Agencia Tributaria son muy pocas.
En caso de haber presentado la Declaración en tiempo y forma, los contribuyentes que aún no han recibido el esperado mensaje de la Agencia Tributaria deben guardar la calma, pese a que sus conocidos y familiares ya tienen el dinero en la cuenta corriente.
Para recibir el dinero de forma rápida, tan solo valdría confirmar el borrador. No obstante, éste contiene errores y omisiones que pueden aumentar la factura tributaria, por lo que siempre es mejor cotejarlo íntegramente para poderse beneficiar del total de exenciones y deducciones a las que se tiene derecho. Y es que, Hacienda no lo sabe todo sobre nosotros. Pueden darse situaciones personales que no estaban contempladas anteriormente, como ser padres, haber comprado una vivienda o estar de alquiler antes de terminar el pasado año.
Respecto a los motivos sobre el por qué Hacienda no ha procedido a la devolución, se encuentran presentar la Declaración 2016 en el último momento, pero son los cambios personales los que tiene que cotejar ahora Hacienda. Una separación o divorcio, el nacimiento de un hijo a cargo o adopción, dependientes a cargo y bajo el mismo techo, cambio de residencia.
También existen los errores al sumar por parte del contribuyente, o bien no consignar correctamente los datos personales, letras que bailan, dirección incorrecta, etc. Si Hacienda detecta estas irregularidades se abre el llamado «Requerimiento de Datos» o «Propuesta de Liquidación Provisional», comunicada al declarante. Estos errores se sobreentienden que no son a mala fe y por tanto no proceden a una penalización, aunque sí demoran el cobro de la devolución.
De esta forma, al incluir deducciones y exenciones que antes no aparecían en los registros de Hacienda, saltan los avisos en el programa de cotejo. También las grandes variaciones patrimoniales, como la venta de viviendas o la herencia recibida, o incluir gastos en la vivienda alquilada superiores a los ingresos.
Los contribuyentes pueden consultar el estado de la devolución de la renta a través de Renta Web. En la página se encuentra «Consulta Devolución». Para ello hay que tener el DNI electrónico, Cl@ve PIN, o bien con el número de referencia facilitado por Hacienda, enviada por Hacienda vía SMS. En caso de aparecer el mensaje «Su declaración ha sido tramitada», en unos días llegará la transferencia, y está se avisará también por SMS.
En caso de aparecer el mensaje «Su declaración se está tramitando», el contribuyente no puede hacer más que esperar a que la Agencia Tributaria termine y fije la fecha para el pago. En caso de que no haya ningún error, a partir de este 1 de enero se cobrarán también intereses de demora legalmente fijados.
No obstante, si aparece el mensaje «Su declaración ésta siendo comprobada» o similar, sí hay motivo de preocupación ya que Hacienda está realizando una declaración paralela y la devolución ha sido retenida.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD