El catastro para las fincas rústicas, a partir de 2017

El catastro para las fincas rústicas, a partir de 2017

15 febrero, 2017
|
Actualizado: 15 febrero, 2017 13:02
|

El Gobierno tiene previsto revisar los valores catastrales de las construcciones rústicas en 2017, cuyos impuestos actuales son «excesivos» y un «agravio» para los dueños de las fincas.
La normativa formará parte de la reforma general de la ley de financiación autonómica y local, según ha manifestado anunciado el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, en el Congreso de los Diputados, por lo que Cataluña a voluntad propia se quedaría fuera de la negociación al no tener ningún miembro en la comisión de expertos.
Los impuestos sobre edificaciones rústicas y su «identificación«, para «evitar» perjuicios a las explotaciones agrícolas, formarán parte de los análisis y debates tributarios de esa reforma sobre la financiación local, ha detallado Montoro, en respuesta a una interpelación de Esquerra Republicana (ERC).
El diputado de ERC Xavier Eritja ha preguntado sobre la regulación catastral del valor de las edificaciones rústicas, agrícolas o ganaderas, y ha insistido en la necesidad de una modificación y de una «ponencia específica«, pues los impuestos actuales son «excesivos» y un «agravio» para el propietario rural.
Montoro ha remarcado, en el Pleno del Congreso, que es previsible dicha revisión «con el apoyo de los grupos políticos«. Pero ha aprovechado el debate para criticar a ERC y a la Generalitat catalana, «en donde el grupo está presente«, por no «enviar ni siquiera un experto», ni participar adecuadamente en los debates sobre el futuro de la financiación autonómica.
«Celebro la interpelación de hoy, entiendo que ahora ERC quiere colaborar y participar parcialmente en la reforma de la financiación local (por la ponencia sobre el catastro de las fincas rústicas), donde ustedes, por otro lado no quieren estar», ha recalcado.
En su intervención, Eritja se ha referido a una regularización acometida entre 2013 y 2016 sobre valores catastrales de las construcciones rústicas. Ha remarcado que en ese proceso se igualaron baremos para las valorar fincas rústicas y urbanas, lo que en la práctica ha supuesto «desigualdades» y perjuicios para el propietario rural a la hora de pagar el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI).

Noticias Relacionadas: