CCOO exige a Altadis un plan industrial y no la negociación de los despidos

CCOO exige a Altadis un plan industrial y no la negociación de los despidos

26 enero, 2016
|
Actualizado: 26 enero, 2016 0:00
|

Madrid, 26 ene.- CCOO ha exigido a Altadis que ponga sobre la mesa un plan industrial que permita la continuidad de la fábrica que la empresa tiene en Argoncillo (La Rioja) y que evite su cierre, y no un plan para negociar los despidos.

«Defendemos el empleo y la actividad, y rechazamos rotundamente el cierre y los despidos de este centro de trabajo», han declarado a Efeagro fuentes de la federación agroalimentaria del sindicato, tras la reunión mantenida esta mañana entre la dirección y la representación sindical en la empresa (CCOO, UGT y SCIF).

«No es hora de hablar de despidos, sino de un plan que garantice el empleo en esta fábrica», han insistido.

Altadis ha entregado hoy a los representes sindicales un informe técnico sobre su decisión de cerrar la planta que tiene en Argoncillo (La Rioja) -que afecta a 471 trabajadores- y en el que propone una ampliación del ERE abierto en 2009; además, ha fijado para el 3 de febrero una próxima reunión con sindicatos.

Según han declarado fuentes de la compañía a Efeagro, Altadis ha pedido a los representantes de los sindicatos que analicen la citada información y les convoca a reunirse el miércoles y jueves de la semana que viene; a partir de esa fecha, estas negociaciones se repetirán cada semana durante los martes, miércoles y jueves.

En estas reuniones, Altadis pretende negociar con los sindicatos las mismas condiciones de despido de los trabajadores afectados (prejubilaciones, posibles recolocaciones internas, externas, bajas incentivadas etc ), que se incluían en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) del año 2009 – según las citadas fuentes- y no las condiciones que recoge la Reforma Laboral.

CCOO Y UGT, han destacado las consecuencias que se pueden derivar de este cierre, que afectaría a todo el sector tabaquero, del que actualmente dependen más de 12.000 familias.

A su juicio, «esta decisión de la empresa responde exclusivamente a una deslocalización de las producciones de nuestro país para llevarlas a otros países con menores costes».EFE

Noticias Relacionadas: