La CE alertó de «graves» faltas en control de seguridad de aeropuertos belgas

La CE alertó de «graves» faltas en control de seguridad de aeropuertos belgas

13 abril, 2016
|
Actualizado: 13 abril, 2016 0:00
|

Bruselas, 13 abr.- La Comisión Europea (CE) alertó en sendos informes de 2011 y de 2015 de «graves deficiencias» en el control de la seguridad de los aeropuertos belgas, entre ellos el de Bruselas, objeto de un atentado el 22 de marzo, según la cadena pública francófona RTBF, que publicó hoy los documentos.

Ambos informes, especialmente el segundo, juzgan a Bélgica como «no conforme», incluso con «deficiencias graves», en lo que se refiere a la aplicación del reglamento comunitario de 2008 sobre normas comunes para la seguridad de la aviación civil.

La Comisión inspeccionó a la Dirección General del Transporte Aéreo (DGTA), uno de los organismos responsables de la seguridad del aeropuerto de Bruselas-Zaventem y que depende del ministerio de Movilidad y Transportes.

Esa dirección se encarga de verificar las medidas de seguridad en los seis aeropuertos de Bélgica que toman las aerolíneas y las compañías de cargo.

En opinión de la CE, según deja patente en esos documentos, la DGTA-Seguridad muestra defectos por lo que se refiere a los requisitos de inspecciones o a la falta de recursos.

Por ejemplo, no cuenta con un plan nacional de seguridad o inspectores suficientes (sólo tiene seis, según la RTBF), mientras que su política de formación es igualmente defectuosa.

«En 2014, no se inspeccionaban en el aeropuerto de Bruselas las áreas de planificación de requisitos, examen de vehículos, vigilancia, patrullas y otros controles físicos, protección de pasajeros, criba de potenciales pasajeros perturbadores o protección y reconciliación del equipaje de bodega», se puede leer en el informe de 2015.

Añade que algunas medidas de seguridad definidas en la regulación europea, que incluyen «controles de seguridad para los suministros de los vuelos, sistemas de detección de explosivos, proyección de imágenes de amenazas y perros para la detección de explosivos, no fueron controlados regularmente en varios aeropuertos, operadores y entidades».

Por su parte, el diario económico «L’Echo» publicó hoy que el gabinete de la ministra belga de Movilidad, Jacqueline Galant, rechazó peticiones de financiación.

Para hacer frente a los fallos detectados por la CE, el ministerio de Movilidad solicitó reforzar su equipo de inspección y, en febrero pasado, se solicitó al gabinete de Galant una parte del presupuesto de 400 millones de euros liberado por el Gobierno federal tras los atentados de noviembre en París para luchar contra actos terroristas y prevenir atentados.

En cambio, según la RTFB, esa solicitud fue rechazada y la ministra solicitó parte de ese presupuesto para reforzar Belgocontrol, el organismo belga de control aéreo.

Por su parte, Galant ha contestado que la seguridad de los aeropuertos belgas respeta «totalmente» las normativas internacionales, según unas declaraciones que recoge la agencia Belga.

«Hasta hoy, la Comisión Europea siempre ha acreditado la calidad del trabajo realizado por la DGTA y, en particular, de los inspectores aeronáuticos», dijo ante la Comisión de Infraestructura del Parlamento belga, en respuesta a preguntas sobre la seguridad aeroportuaria tras los atentados del 22-M en el aeropuerto y el metro de Bruselas, que dejaron 32 víctimas mortales.

Galant aseguró que la política de seguridad del aeropuerto de Bruselas «era objeto regularmente de inspecciones y autorías realizadas por la CE y la Organización Internacional de la Aviación Civil» (OACI). EFE

Noticias Relacionadas: