Programas del domingo
La CE defiende que la decisión de liquidar el Banif fue de autoridades lusas

La CE defiende que la decisión de liquidar el Banif fue de autoridades lusas

02 junio, 2016
|
Actualizado: 02 junio, 2016 16:00
|
PUBLICIDAD

Lisboa, 2 jun.- La Comisión Europea (CE) defiende que la decisión de liquidar el Banif fue de las autoridades portuguesas y que estaba dispuesta a permitir que el banco siguiera operando en 2016 si Portugal hubiera enviado un plan de reestructuración.

Así se recoge en una respuesta enviada por la institución a eurodiputados del partido conservador luso PSD, difundida hoy por medios lusos, en la que insiste en que la resolución de un banco en situación de insolvencia es competencia de cada Estado.

«La decisión sobre la estrategia de resolución adecuada para el Banif, en diciembre de 2015, fue de la responsabilidad de las autoridades portuguesas», señala la CE en el documento, en el que no menciona en ningún momento al Banco Central Europeo (BCE).

El Gobierno socialista luso y el Banco de Portugal avanzaron en diciembre de 2015 con la liquidación del Banif, su división en tres partes y la venta de la parte saneada al español Banco Santander por 150 millones de euros.

El coste total que puede acarrear la medida para las arcas públicas lusas puede alcanzar los 3.000 millones de euros.

Bruselas defiende que «era competencia de las autoridades portuguesas» determinar la estrategia de resolución y que el papel de la CE era «asegurar que todas las medidas cumplen las reglas de la UE, incluyendo las referentes a ayudas estatales».

«La CE estaba dispuesta a continuar en 2016 cualquier nuevo plan de reestructuración que eventualmente le hubiera sido presentado por Portugal para asegurar el regreso del Banif a la viabilidad», añade, a la vez que subraya que en el pasado «se empeñó» en dialogar con Lisboa para hallar una solución.

El Ejecutivo comunitario apunta igualmente que debido a que la estrategia escogida quería asegurar que el banco abriese sus oficinas con normalidad al día siguiente era «esencial» disponer de una licencia bancaria y de un historial de actividad, con lo que justifica la venta al Santander, que operaba en Portugal desde 1988.

Asegura que recibió «poca información» sobre el proceso de venta del banco, y especifica que a pesar de que el Santander se quedó con el negocio saludable de la entidad lusa, «el beneficiario de la ayuda fue el Banif y no el comprador». EFE

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD