La CE presenta una estrategia sobre gas natural licuado y destaca el MidCat

La CE presenta una estrategia sobre gas natural licuado y destaca el MidCat

16 febrero, 2016
|
Actualizado: 16 febrero, 2016 0:00
|

Bruselas, 16 feb.- La Comisión Europea (CE) estableció hoy una estrategia sobre el suministro y almacenamiento de gas natural licuado (GNL) en la Unión Europea (UE), en la que tiene en cuenta el gasoducto MidCat, que unirá Cataluña con el sur de Francia, así como la tercera interconexión entre España y Portugal.

«Es cierto que la península Ibérica tiene una red de plantas de gasificación importante y que tiene problemas de interconexión», dijo el comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, en rueda de prensa.

«Por eso, cuando hablamos de estrategia y de los proyectos de infraestructuras que se quieren desarrollar en la península Ibérica, hay dos proyectos importantes que la CE va a apoyar», recalcó.

Se trata, explicó, del «MidCat ampliable», es decir una segunda conexión más ambiciosa dentro de Francia, y de la tercera interconexión entre Portugal y España.

Añadió que «luego habrá que hacer proyectos adicionales de refuerzo de algún eje dentro del sistema gasístico francés».

Según Arias Cañete, «somos conscientes de los problemas que tiene la península Ibérica de aislamiento, pero la CE está trabajando y estamos avanzando para poner en marcha el proyecto MidCat lo antes posible y también la tercera conexión de Portugal».

Europa es el mayor importador de gas natural del mundo y su capacidad con respecto a la importación global de GNL es significativa, ya que actualmente es suficiente para satisfacer aproximadamente el 43 % de la demanda total de gas.

Dado que hay grandes disparidades a nivel regional en cuanto a las posibilidades de disposición de GNL, el Ejecutivo comunitario ha establecido una estrategia que, espera, permitirá mejorar el acceso de todos los Estados miembros al gas natural licuado como fuente alternativa de gas.

Los elementos centrales de esa iniciativa son la construcción de la infraestructura estratégica necesaria para completar el mercado interior de la energía y la identificación de los proyectos necesarios para acabar con la dependencia de algunos Estados miembros respecto de una sola fuente.

Para ello se quiere, entre otros objetivos, completar el mercado gasístico interno, emplear las instalaciones de almacenamiento más eficazmente al mejorar las reglas operativas para el uso transfronterizo y trabajar con los socios internacionales para promover mercados globales libres y transparentes. EFE

.
Noticias Relacionadas: