Cecot reconoce ahora el golpe a la economía catalana tras ovacionar a Puigdemont

Cecot reconoce ahora el golpe a la economía catalana tras ovacionar a Puigdemont

11 enero, 2018
|
Actualizado: 11 enero, 2018 14:38
|
PUBLICIDAD

El presidente de la patronal de TerrasaCecot, Antoni Abad, ha reconocido que la situación política actual en Cataluña afecta a la economía y al mundo empresarial. Lo dice casi tres meses después de ovacionar al fugado Carles Puigdemont, semanas después de la celebración del referéndum separatista.
TerrasaCecot mantiene ahora un batalla para evitar su expulsión de la gran patronal catalana, Foment del Treball. En el desayuno anual a la prensa en su sede, ubicada en Terrassa (Barcelona), donde ha hecho una valoración del 2017 y ha planteado las perspectivas económicas de cara al presente año. «No tenemos una situación política normalizada y esto nos afecta porque no es bueno, así que los políticos a hacer política, porque un país donde tenemos políticos pero sin política, lo pasa mal, y si este país no dialoga desde la transición, el no-diálogo tiene consecuencias negativas», ha afirmado Abad.
«Aquí está fallando el recurso más básico de una democracia, que es el diálogo y la bondad, la virtud más primordial, pero el diálogo, pese a ser imprescindible, no es suficiente», ha señalado Abad.
Asimismo, el presidente de Cecot ha cargado contra el Gobierno por la falta de financiación en Cataluña y la necesidad de infraestructuras, asegurando que el sistema actual es «anómalo» y poniendo en cuestión algunas inversiones que se están realizando.
Abad se ha mostrado hoy sorprendido por el expediente que le ha abierto la principal patronal catalana, Foment del Treball, ante su posible expulsión de la institución, a la que el empresario, que ha exigido diálogo, ha expresado su «lealtad».
Abad ha mantenido hoy en la sede de Cecot, en Terrassa, el tradicional encuentro anual con la prensa, en el que ha hecho una valoración de 2017 y ha planteado las perspectivas económicas de cara al presente año. «Estamos sorprendidos por el expediente informativo porque no hemos trabajado con tensión este 2017, queremos una relación tranquila y entender que si hay un malentendido se tiene que resolver con diálogo», ha explicado Abad, que ha afirmado que la propuesta de expulsión ha sido «inesperada».
La Junta Directiva de Foment del Treball acordó el pasado 8 de enero abrir un expediente a la patronal vallesana por vulnerar las normas de funcionamiento de la confederación sobre los excesos del ámbito territorial aprobado en marzo de 2016.
«La desunión no lleva a nada y nos conviene unidad. ¿Qué ventajas tendría Foment al intentar apartar a un socio muy activo y que colabora con cosas que funcionan muy bien?», ha señalado Abad, que ha remarcado que el área del Vallès es la que más manufactura genera en el sur de Europa. Abad ha indicado que «hay una corriente que traslada desafección que intranquiliza», y ha insistido en que «seremos más ganadores si vamos juntos».
Ha puntualizado, en cualquier caso, que aún no ha recibido la notificación del expediente y que, cuando la tenga, se decidirá qué respuesta oficial da Cecot. Uno de los conflictos más patentes entre Foment y Cecot es el hecho de que, desde hace unos años, la patronal celebra su Nit de l’Empresari en Barcelona, fuera de su límite competencial, que es el Vallès.
El conflicto entre ambas patronales, sostiene Abad, sobrepasa por tanto el aspecto meramente competencial-territorial y alcanza el ámbito político, teniendo en cuenta que el presidente de Cecot ha defendido públicamente el derecho a decidir de Cataluña, hecho que ha desagradado a Foment.
Sobre el balance económico de 2017, Abad ha destacado el crecimiento de las empresas catalanas, de la ocupación y de las exportaciones, pero ha recalcado igualmente el impacto en el desarrollo económico de los atentados de agosto en Barcelona y Cambrils (Tarragona) y el proceso independentista.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD