El cerebro, también el de Iglesias, preparado para ser corrupto

El cerebro, también el de Iglesias, preparado para ser corrupto

27 octubre, 2016
|
Actualizado: 27 octubre, 2016 17:20
|
PUBLICIDAD

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha vuelto a agitar un debate de investidura con un discurso en el que ha reivindicado las protestas en las calles para defender las instituciones frente a los «antisistema» del Parlamento. «Hay más delincuentes potenciales en esta Cámara que allí fuera», ha dicho.

No obstante, el tampoco se queda a salvo de estar dentro de este grupo de corrupción ya que un reciente estudio publicado por la BBC informa de que nuestro cerebro está preparado para ser corrupto. Ningún corrupto empieza su carrera metiéndose fajos de dinero público en los bolsillos. Especialistas de University College de Londres observaron que actos deshonestos menores o casi irrelevantes son los que llevan pronto a cometer delitos más graves.

La frase de Iglesias provocó los aspavientos de muchos de los diputados desde sus escaños y hasta la interrupción de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, quien en un intento de poner orden le ha recordado al secretario general de Podemos su obligación de respetar el «honor» de todos los parlamentarios.

«Me debo al honor de mi patria y de los ciudadanos de este país, y no de esta Cámara», ha contestado Iglesias, quien, entre las protestas de buena parte del hemiciclo, se ha atrevido a bromear afirmando que podría ser «divertido» que algunos diputados pidieran un turno de palabra al haberse dado por aludidos cuando ha hablado de «potenciales delincuentes».

Poco después les ha puesto incluso nombres y apellidos recordado los escándalos que han salpicado a los diputados del PP Pedro Gómez de la Serna, Vicente Martínez Pujalte o el exministro José Manuel Soria.

Mesura le ha recomendado el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ante esos «gruesos» calificativos y durante un vivo intercambio de opiniones, bromas sobre Twitter y SMS incluidas, en el que el líder del PP le ha recordado al de Podemos que ahora forma parte y está en el Parlamento y no en la calle gritando «no nos representan» como proclamaba el 15M.

El estudio demuestra que el cerebro deja de reaccionar ante actos deshonestos continuos

Todo este conjunto de acusaciones carecen de sentido cuando los Científicos del University College de Londres explican que nuestro cerebro se prepara poco a poco para poder mentir y para poder ser corromperse.

Los científicos comprueban que la reacción emocional negativa que producen los actos deshonestos disminuye cuando cometemos nuevas pequeñas transgresiones. Según Nature, los seres humanos tenemos mecanismos biológicos que intentan evitar los comportamientos deshonestos. A esa sensación la conocemos como tener conciencia o escrúpulos.

Cuando mentimos o robamos la reacción natural de nuestro cerebro es producir un estímulo emocional que nos hace sentir incómodos. Esos reflejos, que se pueden medir, son el fundamento sobre el que trabajan los detectores de mentiras.

«Aunque sean pequeños, cometer actos deshonestos puede generar un proceso que lleva a graves actos de deshonestidad», señalan las conclusiones. Un gesto deshonesto como el de Pablo Iglesias cuando realizaba las siguientes declaraciones: «Es totalmente falso que Podemos sea chavista, nunca hemos apoyado al régimen venezolano». Cómo en el siglo XXI existe memoria, internet nos recuerda la defensa del líder de Podemos al régimen chavista, un «engaño que prepara a nuestro cerebro a ser corrupto, según el estudio.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD