China anuncia rebaja fiscal a empresas de 76.800 millones de dólares en 2016

China anuncia rebaja fiscal a empresas de 76.800 millones de dólares en 2016

24 marzo, 2016
|
Actualizado: 24 marzo, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

Pekín, 24 mar.- El primer ministro chino, Li Keqiang, anunció hoy rebajas de impuestos para las empresas de 500.000 millones de yuanes (76.800 millones de dólares, 68.800 millones de euros) para este año por la reforma fiscal que se espera que entre en vigor en mayo.

En un discurso en el Foro de Boao (considerado el «Davos asiático») que se celebra en esa localidad de la isla china de Hainan, Li reconoció que China afrontará «pequeñas fluctuaciones» económicas a corto plazo, pero confió en superarlas mediante medidas fiscal expansivas y potenciando la «reforma y apertura».

El primer ministro chino admitió que la reestructuración industrial que está acometiendo el gigante asiático obligará a recolocar millones de empleados en sectores afectados por los excesos de capacidad como el carbón o el acero, aunque esperó que se creen suficientes oportunidades para esos trabajadores.

«Este año hemos adoptado un nuevo rango para el objetivo de crecimiento, de entre un 6,5 y un 7 %. Lo hacemos para asegurar cierta flexibilidad en nuestro objetivo, porque estamos promoviendo las reformas estructurales. En este proceso, las pequeñas fluctuaciones a corto plazo son inevitables», explicó Li.

El primer ministro destacó que el bajo endeudamiento del Gobierno central chino, que cifró en un 17 % del producto interior bruto (PIB), le permitirá llevar a cabo una «política fiscal proactiva».

«En 2016, reduciremos hasta 500.000 millones de yuanes de impuestos» para las empresas, afirmó Li, que también descartó que se vaya a aumentar de la carga fiscal en otros apartados para compensar esas rebajas.

El Gobierno chino, añadió el primer ministro, continuará realizando inversiones y buscará alternativas dentro de los mercados financieros para bajar el nivel de endeudamiento de las empresas.

«Estamos tratando de crear y potenciar nuevos motores de crecimiento, a pesar de la reducción temporal de nuestros ingresos», señaló el dirigente chino.

En el presupuesto para 2016 aprobado la semana pasada por la Asamblea Nacional Popular (Legislativo) de China, se elevó el techo de déficit hasta un 3 % del PIB.

«Tenemos suficientes herramientas políticas para asegurar un desempeño económico estable», garantizó el primer ministro chino, quien citó la alta tasa de ahorros del país y el margen de desarrollo de los mercados de capitales como otras puntos fuertes de la segunda economía mundial.

Li Keqiang desmintió que entre esas herramientas figure una devaluación de la moneda china, el yuan, con fines competitivos.

«No devaluaremos el yuan para impulsar las exportaciones, porque eso no ayudará a las empresas involucradas en la competencia. Estamos intentando centrarnos más en la exportación de productos de calidad media-alta», subrayó el primer ministro.

Además, recalcó que China aspira a convertirse en «el destino más vibrante para la inversión» extranjera, para lo que tratará de acortar las trabas burocráticas, facilitar el emprendimiento y crear un entorno más favorable para los negocios. EFE

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD