China y EEUU aparcan sus diferencias en busca de una relación más cooperativa

China y EEUU aparcan sus diferencias en busca de una relación más cooperativa

07 junio, 2016
|
Actualizado: 07 junio, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

Adrià Calatayud

Pekín, 7 jun.- China y Estados Unidos aparcaron hoy sus diferencias en busca de una relación más cooperativa, aunque admitieron tener visiones distintas sobre los derechos humanos o las tensiones marítimas en el mar de China Meridional.

En la clausura del Diálogo Estratégico y Económico que terminó hoy en Pekín, la delegación estadounidense aireó sus críticas a la situación de las libertades individuales en el gigante asiático, así como a la nueva ley sobre ONG extranjeras que se aprobó en abril.

Sin embargo, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, rebajó el tono en una rueda de prensa posterior y aseguró que este diálogo fue «el más productivo» en los que ha participado con China y confió en que siente las bases para una fructífera reunión de los presidentes estadounidense, Barack Obama, y chino, Xi Jinping, en septiembre próximo durante la cumbre del G20 en Hangzhou (China).

«Tenemos algunas diferencias, pero lo que hemos hecho estos dos últimos días es articular, respetuosa, meditada y profesionalmente, esas diferencias y acordar vías por las cuales podemos encontrar progresos», afirmó Kerry.

Tanto los representantes chinos como los estadounidenses coincidieron en apostar por la vía diplomática para solucionar las tensiones que Pekín mantiene con sus vecinos en el mar de China Meridional, una de las cuestiones que en vísperas del encuentro provocaba más enfrentamiento.

El consejero de Estado chino, Yang Jiachi (arquitecto de la política exterior de Pekín), recalcó en su comparecencia final que China no abandona sus reclamaciones territoriales, pero insistió en que la prioridad es una salida negociada entre las partes.

«Nuestra posición es muy clara: respetamos el derecho marítimo, queremos que la tradicional e histórica libertad de navegación y de vuelo sea respetada y China ha dicho que será respetada», explicó, por su parte, Kerry.

«Con suerte -añadió el secretario de Estado de EEUU-, la contención y el sentido común mandarán y veremos estas cuestiones resueltas».

Durante los encuentros de Pekín, la delegación de EEUU planteó la «preocupación internacional» por las vulneraciones de las libertades de expresión y religiosa que se producen en China, y denunció «que se persiga a algunos abogados, religiosos y líderes de la sociedad civil», según dijo el secretario de Estado.

Asimismo, mostró su inquietud por la ley china para gestionar las ONG extranjeras, pero Kerry, tras reunirse con Xi, matizó estas críticas y afirmó que Pekín no quiere que esta norma interfiera en la apertura de China al mundo.

Los principales acuerdos llegaron en el plano económico, ya que China abrió la puerta a las transacciones en yuanes en Estados Unidos al comprometerse a iniciar los trámites para permitir invertir a las empresas de ese país, con límites, en las bolsas del gigante asiático en la moneda local.

«Damos la bienvenida a continuar la cooperación entre nuestros sistemas financieros y estamos comprometidos a reforzar la conectividad de nuestros productos y mercados financieros», declaró el viceprimer ministro chino y líder de la delegación económica de ese país en el diálogo, Wang Yang.

Las dos primeras economías del mundo acordaron también acelerar las negociaciones para un tratado de inversión bilateral, sobre el que la semana próxima China enviará a EEUU una lista con los sectores que quiere excluir.

«Hay un plazo de tiempo desde ahora y hasta la cumbre del G20 en septiembre, que es el momento óptimo para nosotros para realizar progresos. Después, estaremos a punto de llegar al final de nuestra Administración y se nos va a agotar el tiempo», explicó Lew, en referencia a la conclusión del mandato de Obama.

Otro importante pacto que China y EEUU resaltaron en la clausura de este encuentro fue el que permitirá a expertos de ambos países coordinar la aplicación de las sanciones contra Corea del Norte adoptadas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

«Hay mucho más acuerdo que desacuerdo y muchos más lugares en los que estamos cooperando, ya sea en ciencia, educación, intercambios entre los pueblos, deportivos, negocios, Irán, la ONU, la resolución sobre Corea del Norte y el acuerdo sobre el cambio climático de París es un ejemplo monumental de eso», resumió Kerry. EFE

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD