Programas del domingo
Cibercriminales en los Juegos Olímpicos de Invierno

Cibercriminales en los Juegos Olímpicos de Invierno

16 febrero, 2018
|
Actualizado: 16 febrero, 2018 17:05
|

Estos días se celebran los Juegos Olímpicos de Invierno. A lo largo de los años, las Olimpiadas han contribuido a fomentar el rápido crecimiento de varias tecnologías: ciberseguridad, Smart Cities, sistemas de transporte inteligente, big data, reciclaje de desechos y sistemas de seguimiento y monitorización de jugadores. Los juegos son uno de los catalizadores que hace que científicos, ingenieros y otros expertos creen productos mejorados y pensados para una vida más saludable.

¿Pueden los Juegos Olímpicos planificar su ciberseguridad?

Las investigaciones de Kaspersky Lab demuestran que hay mucho en juego. Ya en 2008, durante los Juegos de Beijing, se reportaron alrededor de 190 millones de ciberataques (12 millones por día). En 2012, en Londres, los ciberdelincuentes lanzaron más de 200 millones ataques fallidos al sitio web oficial del evento. En 2014, los Juegos Olímpicos de Sochi, sufrieron 322 millones de ataques, cifra que creció hasta los 570 millones en Río 2016.

¿Cuáles son los vectores de ataque más probables en estas Olimpiadas? Esto es lo que piensan los expertos en seguridad de Smart Cities:

· Ciberataques a servicios para ticketing, reservas, hoteles, servicios de transporte y pedidos online de alimentos (compromiso o denegación de servicio)

· Contra sistemas de autenticación y autorización (precisión del control de acceso)

· Ataques a máquinas robóticas para desactivarlas o controlarlas de forma remota.

· Ataques a las tecnologías para gestionar la calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC), ascensores, alumbrado de emergencia, señales de tráfico, instalaciones de tratamiento de aguas, bombas de alcantarillado, monitorización de drones y cámaras…

· Ataques a empleados y asistentes de los juegos (phishing, hacking, control remoto o manipulación de datos…)

· Ataques a la infraestructura de los países, tratamiento/distribución de agua, electricidad, transporte/líneas aéreas, banca, servicios electrónicos

· Ataques y manipulación de los jueces/sistemas de justicia, datos y/o decisiones de puntuación

· Ataques y manipulación de la monitorización de los atletas (fármacos de mejora del rendimiento) o sensores de monitorización (que se utilizan para mejorar sus programas de ejercicio y sus resultados)

· Manipulación de los sistemas y algoritmos de análisis de datos (que ayudan a predecir el tráfico, la densidad poblacional, el clima, las demandas de agua, energía, almacenamiento…)

· Difusión de rumores en medios sociales. Los perfiles falsos pueden publicar mensajes inventados que pueden provocar situaciones de pánico colectivo o problemas similares.

.
Noticias Relacionadas: