Cinco consejos para reducir las facturas del hogar

Cinco consejos para reducir las facturas del hogar

El fin de mes se acerca y son muchos los que se ven en serias dificultades para hacer frente a todos las facturas del hogar. Esto hace que sea prácticamente imposible ahorrar y gastar un poco de dinero en los pequeños placeres del día a día. Por ello, no está de más adoptar una serie de pauta de ahorro para conseguir gastar menos y hacer frente a los gastos de forma más desahogada. Desde eLowcost.com aportan cinco consejos a seguir para alcanzar este objetivo:

1. Clasificar los gastos. Para poder reducir los gastos hay que saber cuáles son, por lo que es fundamentar anotarlos y clasificarlos en tres grupos. Por un lado habría que ubicar los gastos fijos, que son los ineludibles y que deben pagarse cada mes, como por ejemplo puede ser la hipoteca o los gastos de la comunidad. Además,  hay que ubicar los gastos variables, que son los que aunque no se puede eliminar pero pueden ser controlados, como los productos alimenticios. El último grupo es el de los gastos prescindibles, que son los perfectamente eliminables, solo hay que tener fuerza de voluntad para hacerlo.  

PUBLICIDAD

2. Ojo a los descuentos. Comparar los precios de distintos establecimientos y analizar al detalle las ofertas puede ser la clave para ahorrar. Es fundamental llevar una lista de los productos que hay que comprar cada vez que se vaya al supermercado y no salirse de ella, de este modo solo se comprará lo estrictamente necesario y no por antojo. 

3. Usa de forma responsable los electrodomésticos. Lo más aconsejable es poner la lavadora y el lavavajillas solo cuando esté la carga completa. Además, hay que apagar los electrodomésticos, no dejarlos en standby. Con este simple gesto se podría ahorrar en torno a treinta euros aproximadamente. 

PUBLICIDAD

4. Controlar el consumo de agua. Aunque es algo que se repite constantemente, no hay que dejar los grifos abiertos mientras se friega, se ducha o se lava los dientes. Ya no es solo una cuestión medio ambiental, también del bolsillo. A modo de promedio, se podría conseguir un ahorro de entorno a cincuenta euros. 

5. Aislar la vivienda. Para ahorrar en el consumo y gasto energético durante los meses de invierno es recomendable adecuar la casa, reparando y sellando los huecos o grietas que hayan podido aparecer. Así no solo se conseguirá reducir la factura en unos 200 euros, también se conseguirá una temperatura más confortable. 

PUBLICIDAD

 

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia S.L. 2016®